•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Adoptar exitosamente nuevas tecnologías y formas de hacer negocios son dos componentes básicos que, según expertos que participaron en la conferencia magistral “Eficacia, ¿cómo evitar la resistencia al cambio?”, generará un cambio importante en cualquier empresa, lo que permitirá que esta se vuelva más competitiva y tenga más éxito desde el punto de vista económico.

Se trata de una nueva visión para hacer negocios. Se necesita crear las estrategias básicas y tener liderazgo empresarial saliendo de la denominada “zona cómoda” para ampliar el potencial de la empresa y romper esas barreras de resistencia que por temor en ocasiones ponen sus miembros, enfatizaron los expertos.

“Uno no quiere salirse de la zona cómoda y quiere seguir sus formas tradicionales de hacer negocios, donde ya tienen una cierta experiencia. Las ideas nuevas siempre enfrentan resistencia, y la natural oposición, pero aquí ponemos de manifiesto las ventajas de un cambio de mentalidad empresarial pasando de una cultura pasiva a una constructiva, prepositiva, innovadora y generadora”, enfatizó el rector de la Universidad American Collage, Mauricio Herdocia.

Suscriben convenio
La conferencia fue impartida por American Collage y The Pacific Institute, quienes a su vez suscribieron un convenio de colaboración con Wall Street Institute y la Asociación de Ejecutivos de Recursos Humanos de Nicaragua, Aerhnic, con el propósito de intercambiar experiencias y ofertas académicas que busquen ese cambio en las empresas.

“La persona que está viviendo en una zona cómoda está limitada y la eficacia no es nada más que saber o creer que se puede cambiar algo o transformar, si se adopta una nueva creencia y se cree que se puede cambiar algo, se puede lograr y la eficacia va a ser mucho mayor”, reiteró el presidente ejecutivo de The Pacific Institute, Ausberto Narváez.

Por su parte la directora de Wall Street Institute, Elsie Rivas, señaló que el idioma inglés por ejemplo, es uno de los mecanismos que deben adoptarse para ser más eficaces. “Es una necesidad, sin el inglés perdemos muchos ámbitos económicos, en un mundo globalizado el inglés debe ser nuestro segundo idioma en Nicaragua”,
puntualizó Rivas.