•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En el 2011 Nicaragua recibió un total de 1,053 millones de dólares en remesas, frente a 822.8 millones recibidos en el 2010, sin embargo a pesar de que el país está captando más dinero proveniente de las remesas, los receptores de las mismas están recibiendo menos producto, según ellos, por la crisis económica europea y estadounidense.

Diana Dsuchi, tiene 17 años de recibir remesas y ese es el único ingreso que tiene. Pero desde finales del año pasado su esposo que reside en Guatemala le envía US$300 para sus gastos mensuales, antes le enviaba US$700.

“Él dice que se debe a que la situación allá también está mala, igual que aquí no hay trabajo, pero aun así sigue siendo más rentable Guatemala, por eso no se viene a vivir aquí, a pesar de que prefiere Nicaragua porque hay menos delincuencia”, argumentó.

Igual pasa con Olimpia Cristina Lacayo. Su esposo vive en Honduras y sobrevive económicamente de una pequeña tienda de ropa que logró instalar. “Me insiste en que me vaya, pero la verdad me gusta estar aquí. Aunque la situación haya cambiado, ya que antes me enviaba US$800 mensuales y ahora me manda US$400, pero me ajusta para vivir cómodamente”, contó.

Por su parte nicaragüenses como Leslie Úbeda, que posee otros ingresos extra de las remesas, también se han visto afectados por esta reducción que según los encuestados se inició desde el año pasado. “Yo recibía US$700 al mes, pero ahora mi mamá sólo me manda US$300 porque dice que no encuentra trabajo”, manifestó.

“Mi esposo se fue a Estados Unidos hace siete años y se encontró un trabajo estable en un restaurante y le ha ido bien, por eso él enviaba US$1,000 cada mes, a veces más, pero desde el año pasado dice que hubo despidos en el restaurante y las ventas han bajado, por eso tiene un menor salario”, señaló Gloria Santos Hernández, de Managua.

Hay más nicas en el extranjero

Para el economista René Vallecillo el hecho de que el país esté recibiendo más remesas se debe a que hay más nicaragüenses saliendo del país y por lo tanto están entrando más divisas provenientes de los migrantes.

“Esto hace que aumente el volumen de remesas que entra al país, pero no así la cantidad (que recibe la gente)”, manifestó.
Por su parte el presidente del Banco Central de Nicaragua, Alberto Guevara, señaló que a pesar de la crisis vivida en Estados Unidos y Costa Rica, los nicaragüenses que emigraron a esos países aún mantienen su trabajo. Admitiendo que es de esos dos países y de

España de donde proviene la mayor cantidad de remesas.

“Nosotros estamos mejor en términos de crecimiento que los países de la región, los tamaños de la economía son distintos y la comparación la debemos hacer en tasas de crecimiento”, argumentó Guevara.