•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Iniciando estas vacaciones de verano, miles de familias nicaragüenses se desbordan a las playas, lagunas y ríos del país. Juan Matamoros, originario de Managua, este año decidió cambiar el bullicio del mar, por las refrescantes aguas de El Trapichito, en Tipitapa, o las costas del Gran Lago de Granada. La razón --asegura-- es el alto precio del combustible, que no permite llegar más largo.

“A El Trapichito, por ejemplo, voy con 100 pesos de combustible y hasta me sobra”, asegura Matamoros, quien pese a no quedarse en casa durante estas vacaciones, recuerda que el año pasado todavía logró viajar a las costas de Pochomil y La Boquita con 300 córdobas de combustible en el tanque de su carro.

“El precio del galón en ese entonces estaba como en 70 córdobas. Ahora está arriba de los 100, es demasiado”, comentó.
Y es que el alza semanal que registran los combustibles en las gasolineras está obligando a los veraneantes a cambiar de estrategia a la hora de decidir qué lugares visitar durante estos días de vacaciones.

 

 Playas son más caras
Marvin López maneja un taxi particular. Asegura que un viaje para cinco personas a El Trapiche tiene un precio aproximado de 300 córdobas, solamente de ida. Habrá que alistar otra cantidad similar para regresar a casa, pero si decide dirigirse a Xiloá, este viaje es 100 córdobas más caro.

“Estos viajes salen porque tengo clientes, pero muy poco me salen viajes de personas que quieran salir así”, comentó López, quién ayer pagó C$32.27 por cada litro de gasolina súper que le inyectó al tanque de su carro.

Reynaldo García, del barrio Campo Bruce, también decidió elegir un balneario más accesible para el bolsillo. El Trapichito asegura que será su opción, aunque el año pasado se dio el lujo de viajar a Pochomil con C$300 de combustible. Este año para hacer ese mismo viaje tendría que desembolsar al menos C$200 más.

“Es demasiado”, dice García, quien cobra por un viaje privado a la Laguna de Xiloá, entre C$180 y C$250 solo de ida.

 

Acarreos más caros
Erick Montenegro, habitante del barrio “Hilario Sánchez” y quien trabaja en una camioneta de tina que utiliza para acarrear materiales de construcción, cobra por un viaje expreso hacia un balneario fuera de Managua, un mil 300 córdobas, y depende de cuantas personas vaya a transportar.

Un acarreo a Ciudad Sandino, explica Ricardo Dávila, otro transportista, ahora viene costando 400 córdobas. Dávila trabaja con una camioneta de acarreo en el Mercado Oriental y explica que este precio puede llegar a los 600 córdobas, pero el año pasado el mismo trayecto era 50 por ciento más barato.

“Las ganancias ni se miran”, comenta este obrero del volante, quien asegura que cuando el precio de la misma gasolina que hoy le pone a su camioneta se cotizaba en 15 córdobas el litro, le quedaban ganancias promedio de 500 y un mil córdobas por día. Ahora apenas llega a los 300 córdobas.

 

Precios
En algunas estaciones de servicio de combustible ayer el litro de diesel se vendía en 28 córdobas con 77 centavos, el de gasolina regular se ofrecía en 31 córdobas con 31 centavos, y la gasolina súper en 32 córdobas con 27 centavos.