•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

No hay razón para que los comerciantes estén alterando y especulando con los precios del frijol. Esas fueron las conclusiones a las que llegaron el titular del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, Ariel Bucardo y Pedro Haslam, Director Ejecutivo del Instituto de Desarrollo Rural, IDR.

A inicios de la presente semana EL NUEVO DIARIO constató que el precio del frijol en los mercados capitalinos había aumentado de 12 a 15 córdobas por libra, lo cual ha despertado incertidumbre entre algunos sectores, los que argumentan que hay suficiente inventario del producto a nivel nacional.

“Hemos escuchado que hay una tendencia en la alza del precio (del frijol), y nosotros queremos decirles que eso es una especulación de los comerciantes porque tenemos suficiente producto en inventario”, manifestó a un canal oficialista Pedro Haslam, Director del IDR.

En la misma comparecencia televisiva el titular del Mag- for, Ariel Bucardo, explicó que les preocupa seriamente la especulación de los comerciantes. “La información que tenemos es que hay lugares donde se está almacenando mucho frijol y no sabemos con qué intención lo están haciendo, si es para venderlo en el mercado interno o para exportarlo”, indicó.

Ambos funcionarios coincidieron que con la norma jurídica de la Ley de Defensa de los Consumidores, el gobierno puede intervenir en un caso de acaparamiento. “Esto (acaparamiento), está catalogado como delito porque atenta contra la vida de los consumidores”, indicó Haslam.

Los funcionarios temen que los comerciantes estén acaparando el frijol para luego exportarlo a los mercados de Honduras, Costa Rica y El Salvador.

Hay suficiente producto en inventario
Según los funcionarios, en la cosecha de apante que está por cerrar se espera producir 1.6 millones de quintales, “y si sumamos las cosechas de primera y postrera estamos hablando de más de 3.5 millones de quintales”, explicó Bucardo.

En el país se consumen alrededor de 200 mil quintales de frijoles por mes, es decir 1.2 millones de quintales por año y el resto se destina a los mercados de exportación.

“Hemos detectado en el gabinete de producción que hay muchos frijoles almacenados por los comerciantes”, señaló.

Ambos funcionarios indicaron que están trabajando para proponer medidas al presidente (Ortega), y de esa manera  evitar un desabastecimiento y una alteración desmedida en los precios.

Alza más allá de lo normal
Para el productor Salvador Castillo, el alza en el precio del frijol en el mercado nacional es implementado por comerciantes o acopiadores y esto no está beneficiando al productor.

Castillo dijo que el productor ya no tiene frijoles en el campo, por ello lo que se comercializa en estos meses es de la cosecha de apante o lo acopiado por los compradores.

Razón por la cual los productores no están incidiendo en el costo que actualmente refleja el quintal del grano. “Si esto estuviera beneficiando al productor estaríamos felices, porque nos estaría ayudando a contrarrestar los altos costos que estamos teniendo a la hora de producir”, expresó el productor.

Por su parte el presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, Enrique Zamora, indicó que es necesario que el Mific revise lo que está ocurriendo con el incremento en los precios de la libra de frijol y tome las medidas necesarias para no afectar la comercialización del grano que viene recuperándose después de la crisis del año 2010, cuando hubo interferencia en las exportaciones.

Zamora advirtió que de cerrarse las fronteras el frijol saldría de cualquier manera y esto provocaría un daño al productor, al comercializador y al mismo consumidor de los países donde llega el grano.

Colaboración de Adelia Sandoval y Seydi Castillo.