•   Guatemala  |
  •  |
  •  |

El empresario guatemalteco Julio Herrera Zeballos, quien en 1998 adquirió el Ingenio Azucarero Monte Rosa, reveló haberse arriesgado en Nicaragua al invertir en una época en que se “tenía la imagen de ser un país riesgo para los inversionistas extranjeros”.

Pero confesó no arrepentirse, porque encontró en el país un “ambiente productivo interesante”. Además de “apoyo, confianza e incentivos” por parte del gobierno, para hacer negocios.

Herrera Zeballos, quien pertenece al Grupo Pantaleón con operaciones en toda Centroamérica y reconocido como el mayor exportador de azúcar de Latinoamérica, recordó que Nicaragua fue el primer país donde el grupo decidió invertir después de Guatemala.

Hoy esa inversión alcanza aproximadamente los 150 millones de dólares y ha contribuido a desarrollar sectores productivos locales como el energético y el inmobiliario, donde ve mucho potencial a futuro.

Usted destacó la seguridad que ofrece el país para los inversionistas…

Creemos mucho en lo que ha pasado en Nicaragua, en la seguridad jurídica, ha sido importante para la seguridad personal. Nicaragua ha sido un país que ha desarrollado, creemos que juntos podemos seguir trabajando, invirtiendo. ProNicaragua (Agencia de Promoción de Inversiones de Nicaragua) y el Cosep (Consejo Superior de la Empresa Privada) han hecho un  buen trabajo, hay credibilidad.
 

¿Hablaba de una inversión en este año y de crecer en sus negocios?
Estamos aumentando e incrementando la capacidad de producción en el ingenio. En la parte de inmobiliaria creemos que en Nicaragua hay un mercado mucho mejor para Centroamérica, en la construcción de casas y oficinas, hemos visto que en Guatemala el mercado está muy saturado, y  hay mucha necesidad en Nicaragua, así que hay mucha oportunidad de invertir.
 

¿Tienen un estimado de cuánto estarán invirtiendo anualmente?
Habrá que hablar con  los gerentes de los negocios, ellos tienen las cifras que están proponiendo a las directivas para presupuestos futuros.

Recientemente el Fondo Monetario Internacional (FMI) hizo la sugerencia al gobierno de Nicaragua de realizar unas reformas a las políticas fiscales y revisar los incentivos que el país ofrece a los inversionistas.

¿Esto podría afectar los planes de inversión a futuro para el grupo económico?
El país está haciendo el esfuerzo para atraer inversión, es una necesidad en este mundo.
 

El ingenio, ¿recibe incentivos fiscales?
En este momento no creo que estamos con incentivos fiscales, creemos que hay que hacer los incentivos para los nuevos inversionistas, las empresas que están actualmente operando están establecidas y van a seguir invirtiendo.

Esperamos, por ejemplo, conseguir un mercado en Nicaragua cuando estamos produciendo alcohol. Uno de los problemas que tenemos en Centroamérica es que no estamos aprovechando el alcohol producido por los países, lo estamos exportando.

No estamos pidiendo beneficios particulares, estamos tratando de hacer las cosas en una forma abierta, transparente, éticamente, estamos cuidadosos en ese sentido para que cualquier inversión que hagamos sea bien vista y bien manejada con responsabilidad social.

 

Produce más azúcar y extiende inversión inmobiliaria

Al adquirir el Ingenio Monte Rosa, el empresario Julio Herrera Zeballos  rememoró que molían 3,500 toneladas métricas de azúcar, sin embargo ahora producen más de 230,000  toneladas métricas de azúcar, lo que en su opinión ha sido un salto enorme y una prueba más del buen clima de negocios que ofrece Nicaragua.

Asimismo, dijo que el Grupo Pantaleón ha incrementado sus inversiones en el país, y este año esperan crecer en la generación de energía al pasar de producir 30, a 50 Megawatts.

En cuanto a su incursión en el sector mobiliario que comenzó en 2008, anunció que las oportunidades son tantas que después de construir un complejo habitacional en San Juan del Sur, este año tienen planificado la construcción de dos proyectos habitacionales más en Carretera a Masaya, uno estándar y otro Premium, según especificó.