• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La propiedad ubicada a 800 metros sobre el nivel del mar en el municipio de Rancho Grande, Matagalpa, le ha permitido a Felipe Antonio Morales, de 52 años, alcanzar niveles de productividad nunca antes vistos en el país.

En las últimas dos cosechas obtuvo rendimientos de entre 30.38 y 22.30 quintales. “La producción se ha dado porque aplicamos buenos fertilizantes, dos onzas por planta, y se debe hacer tres veces en el año, y en tiempos de lluvia se debe tener cuidado con las enfermedades”, señaló Morales, quien empezó con tres manzanas de tierra y en la actualidad cultiva 26.

El principal problema de Nicaragua es su baja productividad, entre los pequeños y medianos productores, que obtienen rendimientos de entre nueve y 11 quintales por manzana, y en algunos casos hasta 14, lo que representa un gran “peligro de sobrevivencia”, consideró el presidente de la Fundación para el Desarrollo Económico y Social, Funides, José Antonio Baltodano.

Funides presentó ayer el programa de Mejoramiento Productivo de la Caficultura para pequeños y medianos productores que beneficiaría con asistencia técnica de calidad a 3,000 pequeños y medianos productores.

Busca mayores rendimientos

Además, financiaría la renovación de 15,000 manzanas, el mejoramiento tecnológico de 12,000 adicionales, y la obtención de títulos de propiedad, lo que significaría que en menos de quince años se tendría un incremento en la productividad, de hasta 28 quintales de café oro entre los beneficiarios.

El expresidente de la Asociación de Cafetaleros de Matagalpa, Asocafemat, Julio Solórzano, y del productor Félix Cáceres Trujillo, encargados del estudio sugieren que el sub programa de asistencia técnica involucraría un total de hasta 81 técnicos que trabajarían en un tiempo de seis años con los beneficiarios.

Para lograr los objetivos se necesita un capital de US$117.5 millones. Se estima que el costo directo de renovar una manzana de café es de US$5,051.

Baltodano manifestó que de lograr los niveles de productividad deseados Nicaragua podría cultivar al año 4 millones de quintales y generar en divisas US$800 millones.

“Creemos que esto nos ayudaría a sobrevivir y poder competir a largo plazo a nivel mundial, sino cuando los precios bajen y vengan las vacas flacas, el sector café no va a poder competir si no logra una productividad adecuada”, señaló Baltodano.

Apoyo de organismos internacionales

Agregó que para impulsar este programa se necesita el apoyo de la banca nacional, pero principalmente la cooperación de organismos multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, o el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua, Excan, José Ángel Buitrago, esta podría ser una “oportunidad de oro” para el país, porque “implica, además, mejorar la salud, educación y el nivel de vida de los productores”.

Conacafe apoya propuesta

El secretario ejecutivo de la Comisión Nacional del Café, Conacafe, Juan Ramón Obregón, manifestó que parte de las propuestas presentadas en el estudio, ya las han discutido directamente con el gobierno con anterioridad.

“Le propusimos al gobierno un plan de reconversión de la caficultura, el mejoramiento tecnológico y la infraestructura para mejorar la calidad, y el cambio climático”, apuntó Obregón.

El representante de Conacafe estima que para 2015 los caficultores podrían obtener un rendimiento de 15 quintales por manzana y en cinco años más podrían alcanzar los 25 quintales.

“Implica, además, mejorar la salud, educación y el nivel de vida de los productores”

“Implica, además, mejorar la salud, educación y el nivel de vida de los productores”