• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Las remesas familiares que reciben los nicaragüenses se cuantificaron en los primeros tres meses del año en US$250.1 millones, frente a los US$ 214.2 millones que reportó el indicador en el mismo período de 2011.

Lo anterior implica un crecimiento del 16.7%. Solo en marzo de 2012 las remesas se contabilizan en US$89.7 millones, según el Banco Central de Nicaragua, BCN, o sea con US$12.2 millones más respecto a marzo de 2011, cuando se totalizaron en US$77.5 millones.

Hecho que refleja una recuperación que puede mantenerse estable a mediano plazo, según valora el economista, Ricardo Zambrana.

“La economía de Estados Unidos ha dado muestra de recuperación y en Costa Rica las cosas están estables, eso significa que los nicas que habían bajado el envío de remesas en años anteriores, han estado recuperando su posibilidad de enviar dinero a Nicaragua por la cierta recuperación que hay”, explica el experto económico. Para el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, los datos descritos son un fiel reflejo de que esas economías, como la estadounidense, muestran “mayor estabilidad” lo que se traduce en más remesas.

Europa también incide

“Las remesas apuntalan las economías (y) en parte importante la economía popular de Nicaragua.

En ese sentido siempre las remesas van a ser importantes, aunque cuando vos ves comparativamente, las remesas en Nicaragua no tienen tanto peso como sí tienen la de los salvadoreños que viven en el extranjero, o como de otros centroamericanos que viven fuera de su país”, señala el líder empresarial.

En enero pasado el BCN proyectó que el país podría recibir US$930 millones en 2012, en concepto de remesas.

Si eso ocurre, el indicador registrará un incremento de US$18.4 millones en relación al 2011, año en el cual se registraron en US$ 911.6 millones.

Zambrana, sin embargo, considera que eso depende mucho de la situación económica de los países europeos y de que esa situación incida en naciones como Estados Unidos. “No hay ninguna garantía de que las remesas vayan a continuar creciendo de manera permanente”, enfatiza.

En ese contexto, tanto Zambrana como Aguerri, coinciden en que el país no puede seguir dependiendo del envío de remesas para crecer económicamente, por el contrario, remarcan que el gobierno debe crear mecanismos para evitar que siga emigrando la mano de obra nicaragüense a otros países.

“Las remesas influyen más en el consumo básicamente, su gran mayoría son partidas de consumo privado, (es decir) consumo de las familias”, recuerda Zambrana.

Primer trimestre 2012

En enero de 2012 las remesas totalizan US$78.1 millones. Mientras en febrero del presente año se cuantifican en US$82.3 millones. En marzo, en tanto, se reportan en US$89.7 millones, según el Banco Central de Nicaragua, BCN.