•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Fortalecer las finanzas públicas, priorizar el gasto público, invertir más en educación e infraestructura, y ejecutar los recursos disponibles con transparencia, son algunas de las recomendaciones, para Centroamérica, de expertos como el economista guatemalteco, José Ricardo Barrientos Quezada, investigador del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, Icefi.

El especialista indica a El Nuevo Diario que la región además debe considerar el actual entorno internacional. “(Este) se está complicando”, recalca tras sugerir que ante este hecho debe establecer un plan anticrisis.

¿Cuál es su evaluación de la región centroamericana en materia fiscal en estos momentos?

En 2009 la región fue duramente golpeada por la crisis económica mundial, todos los países propusieron reformas tributarias a excepción de Costa Rica. El entorno económico mundial se está complicando. Por ejemplo, Guatemala hace dos días colocó bonos en el Tesoro Europeo de Capitales, porque los inversionistas europeos están prefiriendo invertir en países centroamericanos como Guatemala, en vez de invertir en Europa. Creería que los gobiernos no dejarían de dejarse sorprender por la crisis.

¿Nicaragua en particular pasa por un aceptable crecimiento económico, algo similar pasa en la región, significa que esto no durará mucho tiempo?

Sí, hay nubarrones, tenemos una crisis bien severa. El 2010-2011 fueron algunos años con algún nivel de recuperación, todos los indicadores económicos parecieran así indicarlo, pero hay que estar alertas porque las señales de un nuevo evento están allí.

¿Cómo podría golpear la crisis?

Hay dos canales de transmisión que son las remesas familiares y las recaudaciones tributarias que se reducirían si se desploma el comercio por la reducción de las exportaciones.

Nicaragua tiene una posición ventajosa con respecto a otros países, porque está teniendo sobre recaudaciones, pero el gobierno tiene que prepararse, transparentar sus cuentas y priorizar el gasto.

Hemos reducido la inversión en infraestructura, pero hemos defendido la inversión social. Creo que las recomendaciones para las autoridades nicaragüenses y de la región, es que deben prepararse para un Plan de Contingencia, un Plan de Emergencias en caso que se concrete la crisis.

Nicaragua y Centroamérica están por concretar el acuerdo comercial con la Unión Europea, y aún está pendiente la Unión Aduanera para abrir los mercados…

Tenemos que ser muy cuidadosos con los tratados comerciales (porque) podrían traernos pérdidas fiscales en el inicio de su aplicación, ya que la idea es una rebaja de aranceles para el sector comercio. El riesgo es que de nuevo nos golpee la crisis y caigan los impuestos de exportación. Pero también nos preocupa la vulnerabilidad ambiental, en esto Guatemala, Honduras y Nicaragua tienen problemas.

Hemos estado viendo a la región vulnerable con las tormentas, y es producto del modelo fiscal que aplicamos, porque hemos defendido el gasto social, pero descuidamos la inversión pública en infraestructura.

Lo que debemos hacer es fortalecer las finanzas públicas, y Nicaragua tiene que esclarecer su sobre-recaudación y priorizar el gasto social a la hora de la crisis, y defender la infraestructura.

En Nicaragua hay sectores que están proponiendo ampliar la base tributaria de cara a la reforma fiscal que se prepara, mientras otros hablan de incluir más incentivos fiscales ¿Qué opina al respecto?

Los incentivos fiscales deben evitarse.

¿Por qué considera que no se debe apostar a los incentivos fiscales?

Tenemos datos que a la región están llegando un poco más de US$8,300 millones de Inversión Extranjera Directa, IED, un 5.1% del Producto Interno Bruto, PIB, de toda la región. Del 60% de esa inversión al menos las dos terceras partes se las llevan Panamá y Costa Rica, que no son precisamente los países que tienen las políticas de incentivos fiscales más agresivos. (Es decir) Guatemala, Honduras y Nicaragua estamos ofreciendo cada vez más exenciones, pero no estamos atrayendo la IED.

¿Porque la IED se va a Panamá y Costa Rica?

No es porque ellos ofrezcan más rebajas a los impuestos, es porque ellos tienen mejores niveles de educación. En Panamá y Costa Rica se tiene en promedio entre ocho y nueve años de escolaridad, mientras que Guatemala y Nicaragua tienen en promedio entre cuatro y cinco años.

También han trabajado los temas de desnutrición y pobreza. Creo que tenemos que revisar cuidadosamente lo que estamos haciendo. Nicaragua logró atraer el 10% de la IED (total), pero pasamos de ser chiquitos a menos chiquitos. Aun cuando Nicaragua haya atraído más inversión extranjera, (lo ha hecho) a un costo muy alto, porque los ingresos tributarios que se están perdiendo podrían ser utilizados correctamente en otras áreas de gastos que harían al país más competitivo.

Existe una línea delgada entre las exenciones y evasiones fiscales. ¿Cómo está la evasión fiscal en la región?

Creo que Nicaragua tiene un gran desafío para mejorar el sistema de políticas fiscales, pero la población continúa teniendo la percepción de que es un modelo injusto. Ese modelo se debe ajustar a que los que tienen más, paguen más y aquellos que están en iguales ventajas también paguen igual.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus