•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La nueva Ley que protegerá los derechos de los consumidores será aprobada antes que finalice la actual legislatura en la Asamblea Nacional, explicó ayer el diputado sandinista, José Figueroa, vicepresidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto.

En ese contexto el proyecto deberá estar preparado en el transcurso de junio del presente año, mientras que la consulta con los diferentes actores involucrados también tendrá que ser ágil para que se apruebe “antes de fin de año”, de acuerdo al plan de trabajo, adelantó el legislador.

“Se están consultando entidades gubernamentales y entidades no gubernamentales que se encargan de la protección

de los derechos de los consumidores”, agregó Figueroa.

El Superintendente de Bancos, Víctor Urcuyo, indicó en ese sentido, que la Ley dará mayor fuerza a la institución para vigilar más de cerca los derechos de los consumidores frente a las instituciones financieras, las compañías de seguros, los almacenes generales de depósitos y frente a otras instituciones supervisadas por ellos.

“Se espera que se le dote a la Superintendencia en la parte financiera, la capacidad de forzar las decisiones”, mencionó.

“Lo que nosotros tenemos--añadió-- ahorita es una división de protección del consumidor donde se atienden todas las quejas del público, pero no la capacidad de forzar, o sea de decir: usted ha cometido un error y hay que enmendarlo a toda costa”.

Las quejas

La mayoría de las quejas que recibe la Superintendencia, de acuerdo con el funcionario, se enfocan en la tasa de interés financiera.

El año pasado, recordó que recibieron 6,000 quejas relacionadas a los servicios financieros, de las cuales 5,700 fueron resueltas a favor del usuario, el resto no tuvo “ningún fundamento”.

“Por ejemplo, (los consumidores indican) que la tasa de interés que le están cobrando es mucho más alta que la que está pactada, a veces no es necesariamente por la voluntad o a propósito del banco, a veces es por la parte tecnológica que influye mucho”, aclaró Urcuyo.

El otro aspecto que debe ser analizado, según el Superintendente, es lo relacionado a los contratos de crédito, pues a su juicio deben ser específicos.

“La letra menuda es muy pequeña y ahí dice que la tasa de interés va a ser variable, y a veces el consumidor no entiende eso, pero también toda tasa variable debe estar sujeta a un índice si es un contrato de crédito, y ahí se debe especificar con claridad cuándo esa tasa de crédito puede cambiar, muchas veces cambia y el consumidor no se da cuenta”, valoró.

El director ejecutivo del Instituto de Defensa del Consumidor, Indec, Marvin Pomares, por su parte, celebró la iniciativa, aunque recalcó que la Ley deberá ser más enérgica pues el consumidor, actualmente siempre es el que pierde.

 

“Lo que queremos es una Ley en general de protección al consumidor”