•  |
  •  |
  • END

GUATEMALA
Con un respaldo total del presidente de Guatemala, Álvaro Colom, y de organismos regionales como el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE y la Red Centroamericana de Microfinanzas, Redcamif, se inauguró en este país la IV Conferencia Regional de entidades del rubro, en la que se enfatizó en la importancia de estas instituciones para el combate a la pobreza.

El mandatario guatemalteco incluso propuso la realización de una cumbre presidencial centroamericana dedicada a las microfinanzas, porque según él, es una de las herramientas fundamentales para la reducción de la pobreza.

Colom ofreció su respaldo al sector para que logre la aprobación de un marco regulatorio en este país, que las lleve a tener un trato igualitario al del resto de las instituciones financieras de la región.

El respaldo del gobierno guatemalteco a las microfinancieras contrasta con la posición que el Poder Ejecutivo está adoptando en Nicaragua, donde el discurso oficial se ha enfocado contra de estas instituciones, a las que les llamó usureras y han sido víctimas de acciones de violencia de parte de clientes morosos.

En entrevista a medios de comunicación de Nicaragua, Reynold Walter, Presidente de Redcamif, lamentó la situación que están enfrentando las microfinancieras nicaragüenses y ofreció todo el respaldo de la organización centroamericana a la Asociación de Instituciones de Microfinanzas, Asomif, de Nicaragua.

El presidente de Redcamif dijo que los gobiernos de corte populista en América Latina han tomado las banderas de las microfinanzas como una forma de ganar votos y acercarse a la población. “No se deben politizar las microfinanzas, porque son una herramienta que ayuda a combatir la pobreza, aunque no es la solución única”, subrayó.

Añadió que afortunadamente las microfinancieras de Nicaragua recibieron todo el respaldo de los diferentes sectores de la sociedad: productivo, financiero, comercial y la sociedad civil, “porque la gente percibe que no es conveniente dejarse manipular”.

Walter mencionó un caso similar en Bolivia, donde un grupo de microempresarios que cayeron en mora se negaban a pagar sus deudas, y el resto de clientes entraron a defender a las microfinancieras.

Beneficio a miles de pobres
En su discurso inaugural ante más de 900 participantes en la IV Conferencia Centroamericana de Microfinanzas, Reynold Walter, Presidente de Redcamif, destacó que estas instituciones brindan servicio a casi un millón de familias en el istmo, y en menos de un año estarán sobrepasando ese número de clientes, con una cartera de crédito superior a los 700 millones de dólares.

“Centroamérica cuenta con cerca de 5 millones de micros y pequeños empresarios, que con su esfuerzo, dedicación y trabajo, aportan más de un tercio de la riqueza de nuestros países y generan más del 50 por ciento de los empleos en nuestras frágiles economías. A esa población servimos a través de las 100 instituciones de microfinanzas”, apuntó.

Walter agregó que las microfinancieras ayudan a generar un 65 por ciento del empleo en la región, y producen la tercera parte de la riqueza de Centroamérica, sin hacer mucho ruido.

Por tal razón, consideró que se le debe dejar de considerar a este sector como el último vagón del tren del Sistema Financiero, mientras que otros expositores apuntan a que se convierta en la locomotora.

El presidente de Redcamif indicó que el sector busca que en una próxima reunión de presidentes de Centroamérica, el tema de las microfinanzas se lleve a la agenda para tratar de avanzar en diversos aspectos importantes para la industria, como son el marco regulatorio y las políticas públicas.