•   Naciones Unidas, Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

#

El Producto Interno Bruto, PIB, mundial crecerá un 2.5 % en 2012 y un 3.1 % en 2013, adelantaron los expertos de la Organización de las Naciones Unidas, ONU, quienes consideran que la crisis de la deuda en la eurozona es la “más grave amenaza” para la economía global.

Esas proyecciones suponen “una ligera revisión a la baja” respecto a las presentadas hace seis meses, cuando el crecimiento para 2012 se cifró en un 2.6 %, dice el Informe sobre la situación y perspectivas de la economía mundial en 2012 publicado ayer por el Departamento de Estudios Económicos y Sociales de la ONU.

Tras recordar que en 2011 el PIB global progresó un 2.7 %, los expertos de la ONU, que califican de “preocupante” la situación económica mundial, pronostican “un crecimiento económico débil en 2012, con la mayor parte de las regiones, avanzando a un ritmo inferior a su potencial”.

El documento prevé que el crecimiento del comercio mundial se ralentizará también en 2012 hasta situarse en un 4.1 % frente al aumento del 13.1 % que tuvo en 2010 y del 6.6% en 2011.

Para los países en desarrollo la ONU pronostica un crecimiento económico global medio del 5.3 % en 2012, aunque avanza; en el caso de Latinoamérica y el Caribe se ralentizará al 3.7 % este año y volverá a crecer hasta el 4.2 % en 2013.

De todas las regiones, la zona euro es la que más preocupa a los expertos, quienes consideran que la “crisis de la deuda es la amenaza más grave a la que se enfrenta la economía mundial”.

Para Europa occidental, que creció un 1.5 % en 2011, la ONU pronostica un PIB del 0.3 % en 2012 y del 0.9 % en 2013.

Empleo es un reto

“Una escalada de esa crisis podría suponer graves problemas para los mercados financieros y un fuerte aumento de la aversión al riesgo, lo que a su vez conduciría a un nuevo debilitamiento del crecimiento mundial”, consideran los economistas de la ONU.

Para afrontar la situación sugieren “un cambio fundamental de política: hay que despegarse de la austeridad para resolver la crisis del empleo y facilitar un crecimiento respetuoso con el medio ambiente”.

Los economistas de la ONU alertan también, que la mayor parte de los países desarrollados tienen todavía dificultades para superar los problemas económicos derivados de la crisis financiera mundial de 2008-2009 para generar empleo.

“En un contexto de crecimiento débil, la crisis del empleo perdura”, plantea el documento, el cual indica que a nivel mundial la tasa de desempleo está por encima del nivel de antes de la crisis, y en rápida progresión en la zona euro.

Para ese grupo de países se prevé que la tasa de desempleo media pase del 10.2 % en 2011 al 11.1 % en 2012, y al 11 % en 2013.

Agrega que “en todas las grandes economías la población activa en el mercado laboral es inferior al nivel de 2007, con la excepción de Brasil, China y Alemania”, y destaca que a finales de 2011 se estimó que se necesitaban otros 48 millones de empleos suplementarios para alcanzar la tasa de empleo de hace cinco años.

Se subraya que en Estados Unidos el desempleo es superior al 8 %, y en la zona euro esa tasa era del 10.9 % en marzo pasado; en tanto, en Grecia, Irlanda y España es diez puntos mayor.

América Latina apunta a 3.7%

El crecimiento de las economías de América Latina y el Caribe se situará este año en torno al 3.7 % del Producto Interno Bruto, PIB, y volverá a crecer hasta el 4.2 % en 2013, según el informe de la ONU.

Aunque la ONU en su análisis reiteró el problema que supone las altas tasas de desempleo de manera general, y en particular, se refirió a que en la región hay situaciones de subempleo en México y Venezuela.