•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tener un plan elaborado y una estrategia de negocios es lo primero. El segundo paso implica solicitar financiamiento --en caso que no se tenga-- e inscribir formalmente la pequeña o mediana empresa que se quiere crear, ese proceso puede tardar un periodo de 30 días.

Hace seis meses el proceso podía durar 60 días, pero actualmente se trabaja para poder reducirlo a un máximo de 20, dijo ayer a El Nuevo Diario el presidente del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, Conimipyme, Gilberto Alcócer.

“Es más rápido formalizar una empresa y ponerla a funcionar lleva un mes máximo, si se tiene una idea de negocio se hace una estructura, se forma la junta directiva, se hace el registro en el Ministerio de Economía, no es tan difícil, es cosa de tener todo alineado y la idea clara del negocio, es muy importante la estrategia de negocios”, añadió Alcócer, quien asegura que la parte difícil puede estar a la hora de solicitar el financiamiento con la banca.

No obstante, el presidente de Conimipyme, considera que lo importante sería hacerlo “en línea por el internet”, desde la casa o la oficina.

Emprendedores de futuro

Los 33 emprendedores que ayer se graduaron al finalizar el curso de “Creación de una Empresa” y “Negocio en Crecimiento” que fue impartido por el Instituto de Emprendimiento, Cisco, en alianza con el programa Empresas y Empleos de la Usaid, coinciden en que lo importante es tener elaborada la estrategia.

La oportunidad de montar su empresa fue un proceso que le duró tres meses a María Isabel Montoya. Mientras afinaba los detalles de su negocio en el que actualmente ofrece servicios de diseño, relaciones públicas y mercadeo para pequeñas y medianas empresas, Pyme, concluía.

Montoya es parte de ese grupo que recibió los conocimientos básicos en lo que se refiere a mercadeo, compras e inventarios, contabilidad básica, capacitación en recursos humanos, entre otros aspectos, y ahora se siente satisfecha al saber que su empresa es generadora de empleos.

“Tengo a dos personas empleadas y de eso se trata, que hayan menos desempleados en el país y eso te va a permitir que haya más desarrollo económico”, añadió Montoya.

Los graduados en su mayoría tienen expectativas de crecer en el sector servicio, comercio e industria.

“Hay quienes tienen un hotelito, otros pueden coser ropa para niños, es decir cada quien tiene su idea y son buenas. Cuando ellos salgan y apliquen esos conocimientos hay unos que van a superar y otros van a fracasar, así es el mercado”, señaló el economista principal de la Oficina de Crecimiento Económico de Usaid, Timothy O`Hare.

El director del programa Empresas y Empleos, Danilo Cruz De-Paula, señaló que montar una empresa a unos les puede durar mucho más tiempo del estimado. “Eso depende del tipo de empresas y algunas obviamente son más fácil que otras”, añadió De-Paula.

Álvaro Gutiérrez asumió las riendas de un negocio familiar hace cinco años, y agrega, que el curso le sirvió para planificar mejor la estrategia de mercadeo. “Es decir saber dónde me encuentro, hacia dónde se encuentra la competencia y hacia dónde quiero ir, eso es importante también”, señaló el joven emprendedor.

 

“Uno encuentra adversidades de mucho tipo, pero creo que con la intuición el negocio puede salir adelante”