•  |
  •  |
  • END

GUATEMALA
Los micro y pequeños empresarios de tres países de Centroamérica, incluyendo Nicaragua, podrán optar a un servicio de previsión social que les permitirá recibir una pensión en el retiro de su vida productiva, según un proyecto que dieron a conocer en la capital guatemalteca representantes del sector de microfinanzas.

El proyecto lo anunció Reynold Walter, Presidente de la Red Centroamericana de Microfinanzas, Redcamif, durante la inauguración de la IV Conferencia Centroamericana de Microfinanzas, que se lleva a cabo en este país.

El representante de Redcamif dijo que el Programa de Micropensiones en Centroamérica estará orientado a los clientes de dichas instituciones que no cuentan con ningún tipo de servicio de previsión social para su vejez.

Agregó que la clientela de las microfinancieras genera más del 60 por ciento del empleo en la región, pero que están dentro del sector informal y no gozan de los servicios de seguridad social, y solucionar ese problema es parte de la misión social de las instituciones dedicadas a las microfinanzas.

Informó que arrancarán con un proyecto piloto que se pondrá en marcha a partir del próximo año con más de 200 mil familias. El plan es apoyado por el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, y el Ducado de Luxemburgo.

Señaló que el nuevo proyecto es parte de la modernización y la innovación de los productos financieros “que nos llevará a nuevos paradigmas de participación de los mercados de capital en los servicios financieros a las poblaciones pobres de Centroamérica”.

Armando García, miembro de la Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas, Asomif, dijo que el proyecto está relacionado con la actividad laboral de las microfinancieras, porque trabajan con un sector que está fuera de los beneficios de la seguridad social.

Explicó que los pequeños y medianos empresarios generalmente no cotizan para la seguridad social, ni para ellos ni para sus empleados, y por eso se está pensando en este nuevo producto, a fin de que les permita su retiro recibiendo un dinero con el que pueda continuar con una vida digna.

Añadió que al hablar de micropensión se está pensando en una pequeña cantidad de dinero que será acorde con lo que el pequeño empresario aporte mensualmente a un sistema de administración de pensiones, que al final del décimo año conformará un fondo de retiro.

Convencer es un gran desafío
Para llevar a cabo el proyecto de las micropensiones, los representantes de las instituciones de microfinanzas enfrentarán un gran desafío; convencer a los pequeños empresarios de la necesidad de ahorrar para su retiro y que confíen en un sistema privado para depositar el dinero destinado a su pensión.

Todavía no se tiene establecido el rango de la cotización ni del monto de la pensión a recibir, ya que por ahora se están haciendo estudios para determinar esos detalles.

El directivo de Asomif indicó que se están llevando a cabo estudios actuariales sobre ingresos y otros aspectos de los clientes de las instituciones de las microfinancieras, para determinar los montos de las cotizaciones y de las pensiones. Dijo que el plan piloto será lanzado en tres países de la región; Nicaragua, El Salvador y Honduras.