Ervin Sánchez
  •  |
  •  |
  • END

Nicaragua tiene que mejorar sus políticas comerciales y los trámites que se tienen que hacer para instalar empresas o para facilitar el intercambio comercial, para que la economía nacional tenga el suficiente empuje y sea más competitiva en el mercado mundial, recomendó el señor Eric T. Miller, Presidente de Millers Rock Consulting.

Miller manifestó que fue invitado a conocer las políticas comerciales de Nicaragua y ver cómo ayudar a mejorar algunas cosas, de lo que conoció por medio de entrevistas con 50 personas ligadas al mundo empresarial, gremial y al sector público.

De acuerdo al asesor comercial, en sus conversaciones con todos los sectores trató temas como impuestos, leyes laborales, aduanas, seguridad jurídica de la propiedad privada y aspectos de leyes comerciales, como si el Código de Comercio está funcionando bien.

Recordó que Nicaragua tiene tratados de libre comercio con Estados Unidos, Taiwan y México, y está negociando la suscripción de otros con Canadá y la Unión Europea.

De acuerdo a sus observaciones, la apertura del marco básico de las políticas comerciales del país trajo efectos positivos, en el sentido de que desde el año 2003 a la fecha se duplicaron las exportaciones hacia Estados Unidos, al igual que las dirigidas al resto de América Central.

En ese sentido, advirtió que en América Central existe un gran empuje para agilizar, mejorar y profundizar el régimen comercial entre los países del área, tomando en cuenta el proceso de integración regional. Sin embargo, advirtió que los procesos de trámites para exportaciones, como instalación de empresas y de servicios de apoyo a la producción y exportación, son aún muy lentos.

Otros problemas que se revelan están por ejemplo en el transporte, en el estado de las carreteras, en la falta de un puerto de aguas profundas para exportar por el Atlántico, tomando en cuenta el costo de enviar las mercancías a Honduras, y la falta de seguridad en el camino, dado que a los exportadores les fueron robados más de 50 contenedores.

Afirmó que las aduanas deben trabajar 24 horas porque así se facilitan los envíos a cualquier parte del mundo, aún cuando los usos horarios sean distintos. También dijo que en algunos Ministerios aún hay lentitud para la realización de algunos trámites necesarios para facilitar las exportaciones. Según afirma el señor Millar, el sector privado y el sector público deberían conversar sobre los obstáculos al comercio para reducirlos al máximo y facilitar las exportaciones, a como están haciendo en el resto de América Central.

Por otra parte aconsejó que el gobierno permita que técnicos del sector privado puedan realizar labores de trazabilidad en el ganado para los compradores de carne en Estados Unidos u otras partes del mundo, a fin de facilitar la producción y exportación y que no haya trabas en el exterior al producto nicaragüense.

Agregó que en ese sentido la cantidad de técnicos que pueden realizar las labores de trazabilidad son apenas 50 en el Estado, para un total de 10 mil fincas, lo que es ínfimo. Se requiere que el proceso de trazabilidad en el ganado se realice en todo el país, tomando en cuenta que se endurecen en todo el mundo las exigencias en materia de inocuidad y origen de los productos.