•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Si hay demasiada lluvia entonces los cultivos se pierden y eso dispara los precios de productos como el frijol, maíz y  vegetales; si es un buen invierno y hay una buena cosecha, los precios  de los alimentos (de la canasta básica) se pueden mantener”, explicó el economista René Vallecillo.

Al mismo tiempo  reiteró que  si el costo de la  canasta  dependiera del petróleo, este podría mantenerse estable en los próximos tres o seis meses.

Entre abril y mayo el valor de la canasta básica de 53 productos sufrió una disminución de 89.1 córdobas al situarse en 10,260.5 córdobas, mientras en abril pasado totalizaba los 10,349.6 córdobas.

Infografía Incremento de Canasta Básica

 

La reducción descrita se debe a la entrada del invierno y a la baja en los precios de los combustibles, de acuerdo a expertos locales.

El economista René Vallecillo, mencionó que con la entrada del invierno y la reducción en los combustibles, alimentos como la leche y el queso han bajado de precio.

Otro de los factores que está incidiendo en la disminución en mención, a juicio de Vallecillo es el hecho de que no ha habido alzas en la tarifa de la energía y agua potable.

Entre tanto, el economista Mario Arana recalcó que la “pequeña” reducción en la canasta básica se debe esencialmente a la estacionalidad del invierno y a la crisis internacional que hace que el precio del petróleo disminuya, “y por eso la inflación y la canasta básica tienden a bajar”, valoró.

Sin embargo, los economistas coincidieron en que aunque el precio haya bajado un poco, la capacidad de compra de los trabajadores sigue deteriorada ya que su salario real no permite acceder al ciento por ciento de la canasta, lo que viene a desmejorar la dieta alimenticia.

Consumidores con otros datos

Según reportes del Banco Central de Nicaragua, BCN, en mayo el índice de precios al consumidor a nivel nacional reportó una disminución de 0.31%, por efecto directo de la tendencia a la baja en el precio de los combustibles y por los productos de origen agrícola que presentaron una mayor oferta en los mercados.

El rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas presentó una variación negativa debido principalmente a disminución en el precio del queso, tomate, frutas frescas, chiltoma, repollo, huevos de gallina, plátano y leche líquida.

El rubro transporte registró una caída del 1.67% debido a la disminución en el precio de la gasolina, diesel y servicio de taxis, los que fueron influenciados por el comportamiento del precio del petróleo.

El rubro de alojamiento, agua, electricidad y otros combustibles bajó 0.19%, derivado de la reducción en el precio del gas licuado.

La inflación también se redujo en mayo, según el último informe sobre el comportamiento del indicador del BCN. En el quinto mes del año la inflación acumulada se situó en 2.53%, mientras en abril fue de 2.85%

El director ejecutivo del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor, Indec, Marvin Pomares, sin embargo, especificó que el 60% de los 53 productos de la canasta han aumentado de precio en lo que va del año.

“Nosotros calculamos que el costo real de la canasta es de por lo menos 12,000 córdobas. La verdad es que son pocos los alimentos que han bajado y los que se mantienen estables, de manera que tenemos una canasta inalcanzable para los asalariados”, enfatizó.

Con la colaboración de Amparo Aguilera.

“Si hay demasiada lluvia entonces los cultivos se pierden y eso dispara los precios de productos como el frijol, maíz y  vegetales; si es un buen invierno y hay una buena cosecha, los precios  de los alimentos (de la canasta básica) se pueden mantener”, explicó el economista René Vallecillo.
Al mismo tiempo  reiteró que  si el costo de la  canasta  dependiera del petróleo, este podría mantenerse estable en los próximos tres o seis meses.