• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Con un pleno desarrollo en el mundo y la constante evolución tecnológica, la compañía Microsoft pretende abarcar el mercado nicaragüense bajo un nuevo modelo: interoperabilidad. Este permite a las personas trabajar de forma directa y abierta con otras plataformas que no sean las de Windows.

En el 2010 Microsoft invirtió 9.5 billones de dólares en investigación y desarrollo. El guatemalteco Luis Alfaro, asesor tecnológico de Microsoft de Honduras y Guatemala, explica a El Nuevo Diario que la compañía, al igual que lo hace en Centroamérica apoyará a Nicaragua en el ámbito de la educación, desde las universidades a través de distintas iniciativas.

“La primera iniciativa es Dream Spark. En las universidades regalamos todos nuestros software a los estudiantes; es decir, el software que yo le vendo, por ejemplo, al Banco Central de Nicaragua o cualquier mediana empresa, o al Gobierno, ese mismo software se lo regalamos a los estudiantes”. Alfaro expone que lo que quieren es que los estudiantes, aparte de probar el producto puedan crear programas e infraestructura.

“Estamos fomentando la innovación, y lo que buscamos es que el estudiante una vez que termine la universidad lo pueda plasmar en una pequeña y mediana empresa”.

La segunda iniciativa de Microsoft en el territorio nicaragüense, es la denominada Bizspark, de acuerdo con Alfaro. Este le ayudará al estudiante a obtener sus certificaciones gratuitamente y utilizar las herramientas de la compañía.

“Saliendo de la universidad les damos las herramientas para que puedan poner una empresa en desarrollo. Esta iniciativa la estamos forjando en toda la región, y la parte de interoperabilidad permite que no estén trabajando solamente con Microsoft, sino que su empresa pueda trabajar con otra plataforma”, recalca.

¿Esas dos iniciativas que impulsa Microsoft forman parte de esa apertura hacia la interoperabilidad?

Todas las herramientas que brindamos están abiertas a trabajar bajo cualquier plataforma, porque no queremos que trabajen solo bajo Microsoft.

¿De cuánto es la inversión que están haciendo?

La inversión se mira más todo en los equipos que les estamos regalando a los estudiantes, no lo podemos cuantificar porque se le está regalando el software, por ejemplo, y eso es donado. Se lo estamos dando al mercado nicaragüense.

¿Cuáles son las expectativas de Microsoft en Nicaragua y a nivel de la región?

Lo que buscamos es apoyar a que el usuario final le saque el mayor provecho a la tecnología; ahorita como usuario se puede tener un Windows, un Office, y a veces la tecnología se tiene ahí, pero no se le saca provecho. Buscamos que el usuario final que utiliza Excel, por ejemplo, sepa usar fórmulas que no las tenga ahí solo para crear celdas y dejarlas ahí, sino que le saque el potencial completo porque es ahí donde viene la colaboración. Que si la empresa va a hacer una inversión que sea inteligente y que esa productividad se vea cuantificada, en lugar de que el usuario haga seis o siete pasos para llegar a un objetivo lo haga en dos pasos, en dos click.

¿A cuántos estudiantes piensan beneficiar y de qué universidades de Nicaragua?

Ya hay varias universidades que lo están utilizando, pero queremos llegar a toda Nicaragua, como es gratuito es solamente que las universidades se acerquen a nosotros como Microsoft y nos digan: queremos que nos apoyen con este beneficio y se les va a dar si ningún contratiempo.

El contrato de apoyo que nos ha gustado mucho, por ejemplo, es con la UNAN-León, no solo estamos dando el beneficio del Dream Spark, sino también el Live@edu... lo que buscamos ahí es que bajo la interoperabilidad, y en lugar de tener el servidor de correo normalmente en su oficina, lo tienen en los data center que pueden estar en Estados Unidos, Panamá o el Caribe.

¿Están llegando a los universitarios, pero a qué segmentos de la población pretenden abarcar?

Queremos llegar al Gobierno, les estamos dando los mismos beneficios de interoperabilidad bajo nuestras herramientas.

¿Qué otros proyectos o programas tienen?

El imagen cup, que es de imaginar y lo tenemos a nivel de las universidades. Nosotros fomentamos que las universidades crean grupos que de alguna forma puedan innovar algo, esto es a nivel mundial, compiten dando una idea y eso va enfocado en cómo apoyamos a nuestro país local.

Este año la meta es cómo podemos ayudar al medio ambiente, lo que buscamos es que entre cinco o diez estudiantes puedan crear esa idea, qué digan cómo podemos ayudar y cuando presentan la idea, nosotros agarramos la mejor y la apoyamos bajo la asesoría de Microsoft.

Le damos las herramientas, luego compiten a nivel regional entre Centroamérica y el Caribe, y posteriormente van a concursar a nivel mundial.

¿El mayor reto para Microsoft en estos tiempos, cuál sería?

La tecnología ya está y la tenemos en todos los segmentos, pero sabemos que más allá debe haber una mayor apertura, en lugares donde nunca ha habido una computadora o Internet, queremos llegar a esos lugares.

“Saliendo de la universidad les damos (a los estudiantes) las herramientas para que puedan poner una empresa en desarrollo”.