•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Mientras el Gobierno sigue sin anunciar el tipo de programa económico y financiero que podría negociar con el Fondo Monetario Internacional, FMI, algunos expertos vislumbran que temas como las posibles reformas al sistema tributario y a la Ley de Seguridad Social podrían ser incluidos en una nueva negociación, como parte de los compromisos que estaría asumiendo el país ante ese organismo multilateral.

“Desconozco los elementos que podría contener el nuevo programa económico y financiero que se podría estar discutiendo. Pero tiene que ser un nuevo programa, porque el programa anterior ya finalizó”, comentó el presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto del parlamento, Wálmaro Gutiérrez.

Infografía Manejo Macroeconómico

 

Sin embargo adelantó que: “En este nuevo programa se tienen que discutir temas de carácter fiscal y tributario, por ejemplo, ahorita estamos en ciernes de una discusión de la Ley de Equidad Fiscal, esos temas me imagino que deberían ser parte de un nuevo programa económico financiero para establecer nuevas metas tributarias y fiscales”.

Hace dos días, el presidente del Banco Central de Nicaragua, BCN, Alberto Guevara, informó que el país podría sentarse el próximo mes con representantes del FMI para negociar lo que sería un quinto programa, después que el Directorio de ese organismo reconoció los avances del país en materia macroeconómica.

No obstante, Guevara dijo ayer que aún no sabe cuándo se podrían iniciar las negociaciones con el FMI. “Ese es un proceso que todavía no tengo en mis manos... hay que esperar eso y a que el Gobierno termine la definición de una propuesta”, recalcó.

Las alternativas

Sostuvo que “el FMI ofrece otros programas aparte del crédito ampliado, sin embargo, no puedo decir cuál será (el nuevo programa con Nicaragua), porque ese es el resultado del diálogo entre nosotros”.

Para el expresidente del BCN, Mario Arana, el país tendría dos alternativas para solicitar un nuevo programa, aunque declaró que no sabe a qué se refiere el presidente actual del BCN, cuando ha manifestado que se debe “determinar algún nuevo tipo de programa”.

Nicaragua puede optar, según Arana, por una gama de programas diferentes con el Fondo. Una opción sería, a su juicio, presentar una agenda bastante suave combinada con compromisos sobre estabilidad macroeconómica, y otra que el país puede pedir o no necesariamente recursos.

“Pudiera tener un programa de stand by, o pudiera ser un programa donde no necesariamente pediría plata adicional, este sería más modesto en sus alcances, en su propuesta y contenido desde el punto de vista de lo significa el programa”, planteó.

Por otra parte, “un stand by es, como quien dice, nos gustaría nos dés X plata y vamos a comprometernos con esta meta, pero no es un programa todavía ambicioso en su cometido”, destacó Arana.

En cualquiera de los casos, añadió que en los compromisos del país con el Fondo indudablemente estarán “la mejora del sistema tributario, una reforma al sistema de pensiones y estabilidad al sistema energético”.

 

“Ahorita estamos en ciernes de una discusión de la Ley de Equidad Fiscal, esos temas me imagino que deberían ser parte de un nuevo programa”