•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea, UE, facilitará en el aspecto comercial el intercambio de productos, la eliminación de aranceles y permitirá un abaratamiento de los bienes producidos en América y la UE, recalcó ayer el presidente del Senado español, Pío García-Escudero, tras la firma del mismo.

El componente político del acuerdo, entre tanto, tendrá que ver con asuntos en materia constitucional, legislativa y seguridad, entre otros, agregó García-Escudero.

IInfografía Relación Comercial UE

 

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, coincidió con el funcionario español y enfatizó que el acuerdo traerá “grandes beneficios” para ambas partes.

A lo anterior García-Escudero, agregó que la nueva alianza le parece a su país “fundamental para ambas partes”.

Además, “España siempre ha apoyado en el seno de la UE este tipo de acuerdos y tratados con los países centroamericanos, por razones lógicas”, enfatizó.

Lobo señaló que el acuerdo “fortalece el sentimiento que tenemos los centroamericanos, que solo unidos como una nación se pueden solventar los retos que significa el mundo de hoy”.

Según Lobo, la firma del compromiso “es un paso muy importante” porque representa “enormes beneficios para un mercado que se abre y genera oportunidades”.

Mientras tanto, el comisario de Comercio de la UE, Karel de Gucht, planteó que el acuerdo profundizará “la cooperación en todos los ámbitos de la larga relación existente entre Centroamérica y la Unión Europea”.

“La negociación de este acuerdo ha tomado mucho tiempo y esfuerzo, así como recursos considerables, pero este no es el final del proceso, antes de que este acuerdo entre en vigor tendrá que ser aprobado en ambos lados por nuestros parlamentos”, rememoró.

Sostuvo, además, que el acuerdo establece una asociación no solo entre los gobiernos de ambas partes, “sino también entre los pueblos de Europa y América Central”.

“Queremos que se traduzca en beneficios concretos y tangibles para los ciudadanos de las dos regiones, nos proponemos trabajar con todos los sectores de la sociedad incluidas las organizaciones e instituciones de la sociedad civil para que esta ambición se convierta en realidad”, acotó De Gucht.

Empresarios debaten sobre el mercado

Entre tanto, los empresarios de Centroamérica aprovecharon el evento de la firma del acuerdo para reunirse con representantes de la UE, de cara a profundizar en las oportunidades comerciales de ese mercado, según informó el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE.

En el encuentro denominado “Puente de oportunidades comerciales entre regiones”, los empresarios centroamericanos debatieron temas como el perfil del comprador europeo, las herramientas para el aprovechamiento del mercado y el pilar comercial del Acuerdo de Asociación entre la UE y Centroamérica.

También hablaron sobre “la calidad como factor de integración y competitividad”; “el rol de la cooperación entre sectores empresariales”, y “las nuevas oportunidades comerciales”.

El presidente ejecutivo del BCIE, Nick Rischbieth, recalcó en una declaración escrita que la firma del Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la UE conlleva “beneficios para ambas partes en el corto y mediano plazo”.

“La Unión Europea ha acompañado en forma permanente a la región en su proceso de integración regional, y ha brindado apoyo financiero a numerosos programas y proyectos de desarrollo económico y social”, puntualizó.

Socio estratégico

El presidente ejecutivo del BCIE, Nick Rischbieth, refirió que ha “encontrado en la Unión Europea un socio estratégico para llevar a cabo acciones conjuntas en el financiamiento y ejecución de proyectos prioritarios de la región centroamericana, que han impactado en el alivio de la pobreza”.

Según el BCIE, el programa conjunto más reciente dedicado a las zonas fronterizas generó “contribuciones significativas al sector social de los municipios y de las cuencas hidrográficas compartidas” a través de la inversión de 151.5 millones de dólares que benefició a 1.6 millones de personas en la región.