•  |
  •  |
  • END / Canal 11

La búsqueda de alternativas que permitan a los caficultores amortiguar el impacto de los altos costos de producción fue el tema central con que arrancó ayer el VIII encuentro cafetalero internacional Ramacafé 2008, en el que 51 conferencistas de alto nivel expondrán durante tres días sobre la situación del producto y las perspectivas para el futuro.

El alto precio del petróleo y las alzas constantes en los insumos agrícolas están afectando a los caficultores, lo que ha evitado que puedan aprovechar mejor el buen precio que el producto ha mantenido últimamente en el mercado internacional, superando los 140 dólares por quintal.

Henry Hüeck, Presidente de Ramacafé, dijo que sobre el tema de los altos costos de producción se enfocarán en lo que pueden influir los productores, ya que no pueden hacer nada con el alto precio del petróleo y la mano de obra.

“Hay ciertas cosas en las que podemos influir, como producir café de mejor calidad, dar ciertos beneficios a nuestros trabajadores, mejorar las tierras para que duren más, entre otras cosas”, subrayó. Dijo que el productor debe tener en cuenta que si invierte dinero en un cafetal tiene un costo, pero si produce más, el monto invertido se reduce.

Gobierno optimista
Orlando Solórzano, Ministro de Fomento, Industria y Comercio, dijo estar optimista con la producción cafetalera, porque se pueden obtener muchos beneficios. El funcionario afirmó que está aumentando la capacidad de producir grano de buena calidad.

Propuso que el sector productivo y el gobierno implementen un sistema que permita aprovechar la producción de café del país. “Los costos de los insumos y el petróleo aumentaron, por lo cual debemos incidir en los precios, aprovechando el mercado y mejorar los rendimientos”, expresó. Solórzano indicó que organizando la cadena productiva del café se logrará una mejor participación en el mercado internacional.

Además de los 51 conferencistas internacionales, en Ramacafé 2008 están presentes unas 100 personas, entre baristas y catadores, así como 75 personas en los stand. Así que en general se contabilizan más de 500 asistentes.

Hüeck indicó que la producción de café en este año no va a crecer mucho, más bien estima que se mantendrá similar a la del ciclo pasado, que osciló entre los 1.8 y los 2 millones de quintales. Añadió que el gobierno debe apoyar en infraestructura y comunicación al sector cafetalero.

Asimismo, consideró que las empresas telefónicas deberían de instalar redes en lugares de más difícil acceso, porque de esa manera podrían conocer si vale la pena llegar a ciertos lugares en busca de productos, lo que ahorraría costos a los productores.