•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Fondo Monetario Internacional, FMI, redujo ayer en una décima el potencial de crecimiento mundial para 2012, con las turbulencias de la zona euro como una de las causas, y mermó el avance de las economías emergentes, entre ellas la latinoamericana.

El “Informe de Perspectivas Económicas Globales” pronostica que la economía mundial cerrará 2012 con una expansión del 3.5 % (0.1 puntos menos que lo augurado en abril) y 2013 con un 3.9 % de mejora (dos décimas menos que lo esperado hace tres meses).

El director de Asuntos Monetarios del FMI, José Viñals, admitió que hay países “más vulnerables al contagio de la zona euro” y subrayó los efectos de los problemas de esa área en la marcha económica del resto del mundo.

Además, el informe resalta que el crecimiento “ha perdido ímpetu” en economías emergentes como China, India y Brasil por el debilitamiento de la actividad económica global y porque “en algunos casos la demanda interna se ha desacelerado drásticamente”.

América Latina cerrará con 3.4%

Por regiones, América Latina y el Caribe lideran los recortes de las previsiones de crecimiento presentadas ayer por el FMI para 2012. El organismo internacional predijo que América Latina cerrará el año con una expansión del 3.4 % de su economía, por encima que las afectadas economías avanzadas (1.4 %), pero por debajo del resto de países emergentes y en desarrollo (5.6 %).

Comparado con abril, el Fondo ha rebajado en tres décimas las perspectivas de avance de las economías latinoamericanas, y ha situado sus previsiones de crecimiento para la región este año lejos del 4.5% del año pasado y del 6.2% de 2010.

Para 2013 augura que el centro y sur del continente americano crecerán un 4.2%, lo que mejora en un 0.1 puntos las previsiones hechas en primavera desde Washington.

Para uno de los motores de la región, México, prevé una expansión de su economía del 3.9 % este año y del 3.6% el siguiente, y tan solo ha modificado sus previsiones para 2012, que ha mejorado en 0.3 puntos.

El FMI ha puesto el acento en Brasil, a quien ha recortado en seis décimas el crecimiento previsto para este año al 2.5%, una de las mayores revisiones a la baja del informe.

China e India también crecerán menos

Las dos mayores economías emergentes de Asia también han visto modificadas sus previsiones de crecimiento. A China, el FMI le recorta en dos y tres décimas, respectivamente, sus posibilidades de crecimiento en 2012 y 2013, y a la India, le rebaja en siete décimas sus datos para ambos ejercicios.

En suma, la economía china avanzará un 8% este año y un 8.5 % en el siguiente, y la India un 6.1 % en 2012 y un 6.5 % en 2013. Entre las economías incipientes, las de Europa Central y Oriental, más afectadas por las turbulencias de la zona euro dibujarán el crecimiento más débil. El contrapunto se encuentra al otro lado del Mediterráneo, donde las economías de Oriente Medio y del Norte de África deberían protagonizar mejoras “más vigorosas” que en 2011.

Recuperación en 2013

Para 2013 el FMI espera un crecimiento del 4.6%, cinco décimas por encima de las previsiones presentadas en abril.

No es algo aislado. El FMI moderó ayer ligeramente su optimismo sobre la marcha de las economías emergentes y en desarrollo, que crecerá un 5.6% en 2012 y un 5.9 en 2013. El economista jefe del Fondo, Olivier Blanchard, englobó esta tendencia en el efecto dominó de la mala salud de las economías avanzadas, el descenso de las exportaciones, y el retroceso del comercio internacional.

También citó la existencia de ciertas “burbujas de crédito”, entre las que mencionó Brasil, y las consecuencias del abaratamiento del petróleo para los países que lo exportan.

A escala mundial, las materias primas han bajado sus precios en el último trimestre, con un producto estrella: el barril de petróleo, que se encuentra en el mercado mayorista cerca de un 25% más barato que en abril.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus