•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El índice de precios de consumo, IPC, de Estados Unidos no registró variación en junio, debido sobre todo al descenso del costo en la gasolina, y la inflación interanual se mantuvo en el 1.7%, informó ayer el Departamento del Trabajo.

El hecho de que la inflación se mantenga baja otorga a la Reserva Federal, FED, el Banco Central de Estados Unidos más espacio para maniobrar y continuar su política de tipos por debajo del 0.25%, en momentos en que la recuperación económica del país sigue siendo débil.

Si se excluyen los precios de alimentos y energía, que son los más volátiles, la inflación subyacente en junio subió, respecto al mes precedente, un 0.2% por cuarto mes consecutivo.

La inflación de los últimos 12 meses se mantuvo estable en 1.7% y la subyacente quedó en 2.2%. La tasa interanual está por debajo del objetivo de la FED, que es del 2%, y también es inferior al 2.3% que se registraba en abril pasado.

Después de una bajada del 0.3% en mayo, la mayor disminución en más de tres años, los analistas ya habían pronosticado que la inflación se mantendría sin cambios en junio.

El mes pasado los precios de la energía disminuyeron un 1.4%, con una baja del 2.0% del costo de la gasolina, que ya había caído en mayo significativamente (6.8%), de acuerdo con el informe del Gobierno.

En cuanto a los precios de los alimentos, subieron un 0.2% en junio, después de haberse mantenido sin cambios en mayo. También el mes pasado se registraron incrementos en el precio de la ropa (0.5%), así como en el costo de los servicios de salud, que registró su mayor subida en casi dos años.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus