•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El petróleo de Texas encadenó ayer su quinto día consecutivo de avances al subir el 0,89% y cerrar en 89,22 dólares el barril, su nivel más alto desde finales de mayo, después de que la Reserva Federal de los Estados Unidos no ofreciera indicios de nuevas medidas de estímulo monetario, y en un día de renovadas tensiones sobre Irán. El llamado “oro negro” encadenó este martes su quinta jornada de avances consecutivos, lo que le ha permitido apreciarse el 6.32% desde el pasado miércoles al ganar 5,31 dólares, después del poco alentador panorama económico pintado ayer por el presidente de la FED, Ben Bernanke.