•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ver Infografía Ampliada

Las Reservas Internacionales Brutas, RIB, han tenido una tendencia descendiente a partir de abril de este año hasta el actual mes, al pasar de US$1.938 millones que se contabilizaban en marzo, a US$1,841 millones en julio.

Según datos del Banco Central de Nicaragua, BCN, también las Reservas Internacionales Netas, RIN, han disminuido, ya que a marzo las mismas se contabilizaban en US$1,759.2 millones, sin embargo, al mes de junio las mismas sumaban US$1,673.4 millones, es decir, US$85.8 millones menos. Estos parámetros son normales según economistas y expertos consultados, ya que se debe a cuestiones estacionales. De acuerdo con los técnicos del BCN y que pidieron no ser identificados, la institución tiene sus metas de reserva anual, y es completamente normal que en el transcurso de los meses tienda a bajar o aumentar el monto de las mismas.

Sin mayores afectaciones

Desde la óptica del economista Alejandro Aráuz, las reducciones de los últimos meses en las RIB, no tienen mayores afectaciones, porque los altibajos son de carácter estacional, que pueden deberse por pagos de compromisos del sector público (pago de deuda, amortizaciones al exterior, etc.) o pagos del sector privado también al exterior, que se hacen a través de transferencias de dólares o bien comprando divisas y transfiriendo los pagos.

“En el particular de Nicaragua, ha venido experimentando un crecimiento sostenido de la reservas internacionales muy sólido, en función del tamaño de la economía del país”, opinó.

Asimismo el expresidente del BCN, Mario Arana, coincidió con Aráuz al explicar que las fluctuaciones de las RIB son normales a lo largo del año, y que en este mes en particular algún pago se tuvo que realizar, lo que provocó la caída, pero es algo que se tiende a recuperar. “Yo no estimaría ninguna tendencia, solo tendría que interpretarlo como parte del comportamiento normal donde de un mes a otro sube o baja (monto de reservas), no hay tendencia marcada de que sea algo extraordinario lo que está ocurriendo de lo cual haya que preocuparse”, remarcó Arana.

El exfuncionario señaló que por el momento no ve nada que pueda preocupar, “hemos tenido comportamiento muy favorable de la inversión extranjera, incremento de remesas, excepto cierto rubros que han tendido a la baja”, indicó.

Aunque recomendó que próximamente el país emprenda conversaciones con el Fondo Monetario Internacional, FMI, para enviar mensajes de compromiso con la estabilidad macroeconómica.

Además de establecer acuerdos con organismos internacionales para asegurar un blindaje extra a la economía nacional ante cualquier volatilidad de la crisis internacional.

Los especialistas estiman que en estos aspectos la economía de Nicaragua luce saludable y macroeconómicamente estable.

Aunque reconocen que se debe estar pendiente de los sucesos externos, especialmente de los problemas derivados de la crisis financiera internacional, el precio del petróleo y otros factores externos que influyen en el nivel de Reservas Internacionales.


“Esto es parte del comportamiento normal, un mes suben (reservas) y otro mes bajan”

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus