•   Rio Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Brasil registró en el primer semestre del año un déficit en su cuenta corriente de 25,342 millones de dólares, con una reducción del 2.6% con respecto al mismo período del año pasado (26,034 millones de dólares), informó ayer el Banco Central.

El saldo en rojo en la cuenta corriente, que mide las transacciones de Brasil con el exterior, venía creciendo desde 2011 como consecuencia de la crisis económica internacional, que redujo la demanda por productos y servicios brasileños, y provocó una fuerte subida de las remesas enviadas por las empresas a sus matrices fuera del país.

Además de haber reducido su déficit en cuenta corriente, Brasil consiguió financiarlo por completo con la inversión extranjera directa que recibió, pese a que la misma se redujo de 32,500 millones de dólares en el primer semestre del año pasado a 29,720 millones de dólares en los seis primeros meses de 2012.

El déficit por rubros

El déficit del primer semestre fue provocado principalmente por el saldo negativo en la balanza de servicios (viajes internacionales, transportes, alquiler de equipos y seguros entre otros), que sumó 19,679 millones de dólares.

La balanza de rentas (remesas de ganancias y dividendos, pago de intereses) registró en el semestre un déficit de 14,178 millones de dólares.

Por su parte, la balanza comercial (exportaciones e importaciones) terminó el semestre con un superávit de 7,069 millones de dólares, en tanto que las transferencias unilaterales (donaciones y remesas sin contrapartidas) le permitieron a Brasil recibir hasta junio 1,446 millones de dólares.

El déficit en la balanza de servicios aumentó más de lo previsto en el semestre, principalmente por los elevados gastos de los turistas brasileños en el exterior, que sumaron 10,702 millones de dólares, con un crecimiento del 4.9% frente a los del mismo período de 2011 (10,242 millones de dólares).

El Banco Central aclaró que, ante la apreciación que registró el dólar frente al real en los últimos meses como consecuencia de la crisis, los gastos de los turistas brasileños en el exterior cayeron de 1,866 millones de dólares en junio de 2011 a 1,683 millones de dólares en junio pasado.

Los gastos en junio igualmente fueron inferiores a los de mayo de este año (1,829 millones de dólares) y los más bajos de un mes, desde marzo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus