•   Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una pala excavadora remueve un montículo de zuros (pizotes), de mazorcas de maíz, en la fábrica de procesamiento Agricob en Rancagua, a unos 80 kilómetros al sur de Santiago, Chile. El residuo orgánico de las mazorcas de maíz es aprovechado por una empresa chilena que tritura el desecho del cereal y lo convierte en arena para mascotas, productos para pulir metales, e incluso aditivos para la perforación petrolífera.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus