•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las plazas de América Latina se decantaron ayer por los números rojos en una jornada en la que Wall Street moderó su tendencia bajista en la recta final y el Dow Jones, su principal indicador, retrocedió el 0,82% en un día de renovadas dudas sobre la crisis de deuda en la zona euro.

Ese índice, que agrupa a treinta de las mayores empresas cotizadas de EU, restó 104,14 puntos para acabar en las 12,617.32 unidades.

Mientras, el selectivo S&P 500 perdió el 0,90% y cerró en 1,338.31 enteros, y el índice compuesto del mercado Nasdaq se dejó el 0,94% hasta los 2, 862.99 puntos.

Los inversores en el parqué neoyorquino encadenaron ayer su tercer día de pérdidas superiores a los 100 puntos en una nueva sesión marcada por la incertidumbre en los mercados por la situación al otro lado del Atlántico.

Pesimismo en Wall Street

El pesimismo se instaló en Wall Street desde el primer minuto de las contrataciones después de que la víspera Moody’s pusiera en perspectiva negativa para una posible rebaja la máxima calificación que otorga a las deudas soberanas de Alemania, Holanda y Luxemburgo.

El corro neoyorquino también siguió pendiente de las noticias desde España, después de que Cataluña se sumara a la lista de comunidades autónomas que planea pedir ayuda al Estado, lo cual acrecienta el temor en algunos analistas a que se vea obligada a pedir un rescate.

Las pérdidas se frenaron en la recta final tras publicar el diario The Wall Street Journal que la Reserva Federal planea poner en marcha en las próximas semanas nuevas medidas de estímulo para reanimar la economía del país.

Con este panorama las plazas latinoamericanas cerraron con restas destacándose las del parqué bonaerense que retrocedió -2,01% y Lima que perdió el 1,10%.

Así, la Bolsa de Sao Paulo bajó un 0,75% hasta situar su índice Ibovespa en las 52,638 unidades, tras efectuar operaciones por 6,003 millones de reales (unos 2,936 millones de dólares).