•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los resultados del VI Censo Agropecuario 2011 que realizó el Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, reflejan un crecimiento en el hato del país, sin embargo el vicepresidente de la República, Omar Halleslevens, considera que las cifras presentadas ayer preliminarmente durante el III Congreso Nacional Ganadero, están por debajo de la realidad del sector.

El dato indica que existen actualmente 4.2 millones cabezas de ganado, no obstante, el vicemandatario considera que esta cifra puede ser mayor tomando en cuenta la capacidad de matanza que el año pasado fue de 953.3 mil reses y en este primer semestre, ya ronda los 420 mil cabezas de ganado.

“Creo que Nicaragua no tiene 4.2 millones de cabezas de ganado, debe andar alrededor de los 5 millones de cabezas de ganado, es un problema de idiosincrasia, ningún productor (lo dice) y le llegas a preguntar cuántas cabezas tiene y no te da el total, siempre te tira un porcentaje por debajo”, agregó Halleslevens.

Existen en el país, según el vicemandatario, 8 millones 542 mil manzanas dedicadas a la explotación de fincas en Nicaragua, de estas 4 millones 640 mil se destinan a la ganadería. Además, hay 136 mil ganaderos, de un universo de 262 mil productores, agregó.

A esa voz escéptica se unió el presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, UNAG, Álvaro Fiallos, quien coincide con Halleslevens, sin embargo, agregó que es necesario mantener un punto de equilibrio entre el crecimiento del hato y la matanza.

“Matar casi un millón de animales al año en un hato de 4 millones creo que puede ser peligroso. No creo en la cifra que sacaron del censo, que tengamos 4.2 millones de animales, creemos que pasamos de los cinco millones o un poco más, a lo mejor acercándonos a los seis millones”, respondió Fiallos.

Urge la trazabilidad

En el marco del programa de Reconversión Competitiva de la Ganadería se necesita un capital de 65 millones de dólares para ponerlo en marcha. Nicaragua trabaja ya en algunos subprogramas en un esfuerzo conjunto entre el sector público y privado como la trazabilidad bovina, tema que los productores resaltaron ayer en el marco de la inauguración del III Congreso Nacional Ganadero que concluye hoy.

La trazabilidad es un procedimiento requerido por muchos países, y es aplicable para todo tipo de productos a comercializar, además es requisito indispensable para exportar y de no hacerlo el país corre el riesgo de no acceder a ciertos mercados.

“Aquí nunca se ha dado, ya tenemos un programa y ahí vamos en el camino corrigiendo errores”, señaló el ministro Agropecuario y Forestal, Ariel Bucardo.

“Este es un elemento importantísimo en el manejo y en la ruta que lleva nuestro producto, hasta el consumidor, desde que sale, desde que nace o pasa a la parte industrial del matadero”, añadió Halleslevens.

Por su parte, el presidente de la UNAG, cree que trazar el hato es una necesidad de acceder a cualquier mercado en el futuro.

“Si no lo trabajamos rápido podemos quedarnos fuera en algunos mercados, a la par debemos trabajar con el mejoramiento genético, pero mientras no sepamos cuánto ganado hay, en dónde está y cómo está, es difícil obtener planes reales de mejoramiento genético”, manifestó Fiallos.

A través de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, 330 ganaderos implementarán en sus fincas la gestión de trazabilidad, lo que dará estabilidad a sus exportaciones. El programa tiene un costo de implementación de 300 mil dólares y será financiado con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo, BID para los próximos dos años.


“La ganadería está aportando mucho, pero si los ganaderos no trabajamos a conciencia no vamos a avanzar realmente”