•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La segunda ronda de discusión sobre la concertación tributaria podría dar inicio el próximo seis de agosto, según lo planteado por el gobierno a la empresa privada, sin embargo, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, no descarta pedir una “prórroga”, pues aún están en el proceso de revisión técnica de cada uno de los puntos presentados en la propuesta.

“En ese sentido, estaremos todavía teniendo reuniones y acercamientos con el gobierno, con los técnicos, para determinar si nosotros vamos a estar atendiendo esa invitación o vamos a pedirle al gobierno una prórroga para esa propuesta”, añadió Aguerri.

Para el Cosep es necesario llegar a un acuerdo “a lo interno” para luego presentar una contrapropuesta. En ese contexto, la discusión entre los técnicos del sector privado radica en torno a todo lo que tiene que ver con el Impuesto sobre la Renta, IR, el Impuesto Selectivo al Consumo, ISC, y el Impuesto al Valor Agregado, IVA.

“Estamos haciendo una valoración, de qué otros temas el sector privado quiere incorporar a la discusión del IR, por ejemplo, el caso de las cooperativas y la competencia que tiene el sector empresarial con estas”, añadió el líder de la cúpula empresarial.

Lo anterior --agregó Aguerri-- les tomará el tiempo necesario, pues aún los asesores que trabajan de cara a la contrapropuesta que llevará el Cosep a la gran concertación solo dos encuentros han tenido.

Conimipyme atenderá invitación

Otro sector que confirmó su asistencia a la invitación gubernamental para el próximo mes es el Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, Conimipyme. Su presidente, Gilberto Alcócer, señaló que aunque no tienen lista una contrapropuesta asistirá al encuentro programado.

De entrada, la propuesta que defenderán es la de hacer prevalecer las exoneraciones al sector productivo. Otro punto es lo relacionado a la regulación de la cuota mínima para las microempresas y la revisión del ISC para algunas empresas industriales y que estas puedan reducir el impacto que tienen en el costo de los productos, sobre todo aquellos que son alimenticios y que están incorporados en la canasta básica.

“Esas son tres cosas que estamos revisando, y el otro tema es la gradualidad de la aplicación del IR para la Mipyme, que haya como una protección en el que no se pague el impuesto, sino que se pague la cuota mínima, y si van subiendo las utilidades de las empresas, entonces de manera gradual ir aplicando una tasa diferenciada”, señaló Alcócer.

Para el economista, René Vallecillo, quien asistirá acompañando al sector privado en las próximas rondas de esta concertación, el segundo encuentro debe servir para definir las medidas específicas relativas a las políticas tributarias que presentó el gobierno.

A juicio del experto esta reforma debe ser de cara al crecimiento y desarrollo de la economía del país, y con ello que aumente la recaudación por la vía de un pastel tributario más grande, “y por supuesto el ordenamiento de las exoneraciones, sobre todo favoreciendo a las que tienen mayor impacto productivo e incidencia en la generación de empleo, divisas, crecimiento económico y estabilidad social”, indicó.

 


“Aquí todos debemos de pagar impuestos, por lo tanto, deben tomarse medidas para que los que no pagan, paguen a partir de esta reforma”