•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En días pasados Delta Airlines anunció que adquiría una refinadora de petróleo para especializarla en el procesamiento de jet-fuel.

Con esa decisión busca integrarse verticalmente hacia atrás y adquiere control del insumo más relevante en su cadena de valor.

Desde una perspectiva académica es interesante estudiar el proceso de análisis de este tipo de decisiones y relacionarlo con un tema de relevancia actual, como lo es, el diseño de un Sistema de Contabilidad Gerencial.

El diseño de este Sistema debe estar enfocado en proveer información relevante a los tomadores de decisiones, y a cumplir con las necesidades de información que requiere la contabilidad financiera de la empresa.

Este segundo punto necesita que los sistemas de contabilidad de costos den un valor al inventario y al costo de la mercadería vendida.

A pesar de que solo es un subsistema de la totalidad del concepto de contabilidad gerencial, en muchas empresas la Contabilidad de Costos ha tomado casi la totalidad del esfuerzo de la función. La implicación directa es que los gerentes de la empresa pueden estar tomando decisiones sin el adecuado apoyo que requieren para hacerlo de manera óptima.

El punto de partida debe ser conocer los costos (consumo de recursos) que se dan a través de las diversas funciones de una cadena de valor y no solo producción o manufactura. Estas funciones empiezan por actividades de desarrollo de productos, investigación y desarrollo, manufactura (esto es Contabilidad de Costos), mercadeo, distribución y servicio posventa.

Así, el sistema primitivo debe ser capaz de indicar al tomador de decisiones de cuánto es el costo relacionado con cada una de estas funciones.

¿Para qué? se preguntará el lector, primero, para poder controlar y gerenciar el costo de funciones específicas de valor y revisar que esté alineado el consumo de recursos y el énfasis estratégico, y segundo, poder analizar opciones que hagan más eficiente y competitiva dicha cadena. Es acá donde el caso de Delta nos facilita esa comprensión.

Casos innovadores

Delta conoce que sus costos de abastecimiento de combustible son altos e inciden de manera directa en su propuesta de valor al cliente y su rentabilidad.

Al analizar los diferentes eslabones de su cadena de valor, detecta que es en ese costo donde deben buscar una mejor gestión.

Proveer la información para la toma de este tipo de decisiones es el papel que promovemos de la Contabilidad Gerencial que va más allá de la simple Contabilidad de Costos. Delta entonces decide atacar cada uno de sus eslabones, inclusive creando equipos específicos por eslabón, y genera alternativas.

En ese momento la Contabilidad Gerencial genera la información requerida para soportar la decisión. El resultado: Delta decide adquirir una refinería. Estoy seguro que no era la única opción, pues el proceso de la contabilidad gerencial es continuo y debe generar constantemente ideas innovadoras que ayuden la competitividad de las empresas.

La situación de Delta no es única. Wal-Mart, por ejemplo, conversa con PepsiCo para unirse en la compra de papas de los proveedores (Pepsi es dueña de FritoLay), buscando reducir los costos de abastecimiento de ese producto. Wal-Mart sustituye las entregas de proveedores en sus centros de distribución por un sistema propio que recoge los productos en las fábricas lo cual toma provecho de sus menores costos de logística.

Caterpillar decide volver a producir en Estados Unidos cuando detecta que los costos de logística y manejo de riesgo hacen menos atractiva la manufactura en China.

Podemos seguir dando ejemplos, pero creo que el punto queda claro. Los sistemas modernos de Contabilidad Gerencial deben ir más allá de los simples sistemas de Contabilidad de Costos que por mucho tiempo hemos enfatizado. Esto, añadido a la creatividad empresarial, puede resultar en acciones innovadoras que ayuden a incrementar de forma continua la competitividad de su negocio.