•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los mataderos y los representantes del sector ganadero del país aún no renuevan el contrato de compra con Venezuela como se tenía previsto. Aunque están en pláticas, según lo confirmaron fuentes de la industria.

El presidente de la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina, Canicarne, Onel Pérez, adelantó que todo “avanza” de cara a obtener un nuevo contrato. Aunque evitó entrar en detalles.

Mientras el presidente de la Comisión Nacional Ganadera, Conagán, René Blandón, especificó que a la fecha se está completando la documentación que requieren para negociar un nuevo contrato con Venezuela.

En el nuevo convenio el sector cárnico del país estará solicitando un mejor precio por la carne de res porque sostienen que Venezuela lo ha mantenido congelado en los últimos cuatro años y este es inferior al que reciben otros países del Sur que también son proveedores del mercado descrito. A la fecha Venezuela paga 4,400 dólares por tonelada métrica de carne y la propuesta del sector sería la de obtener un precio de 5,400 dólares por tonelada métrica.

Hay todavía una cuota

El gerente general del Matadero Central, S.A., Macesa, Juan Sebastián Chamorro, precisó que: “los precios internacionales se han incrementado, Venezuela está pagando igual y es una preocupación”, argumentó Chamorro.

Además, refirió que los contratos para la exportación de carne bovina son en base a volúmenes y que en el caso de Venezuela indicó que aún hay una cuota de carne para enviar y se está cumpliendo. De acuerdo con datos del Centro de Trámites de las Exportaciones, Cetrex, las exportaciones totales de carne bovina alcanzaron los 242.2 millones de dólares al siete de agosto de 2012. De la cifra descrita, un total de 114.6 millones de dólares corresponde al mercado venezolano.

Se reunirán

Según el presidente de la Comisión Nacional Ganadera, Conagán, René Blandón, adelantó que a mediados de agosto la industria cárnica y los productores de reses se reunirán para analizar en conjunto temas de interés para ambos sectores.

“Queremos buscar alternativas para la trazabilidad y queremos abordar el plan de reconversión ganadera”, especificó.