•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La propuesta de crear un “Mercado Común Alimentario” para la región centroamericana que realizó el mandatario salvadoreño, Mauricio Funes, y que obtuvo el respaldo del presidente Daniel Ortega, durante la cumbre presidencial centroamericana el miércoles pasado en Managua, no es viable, según explicaron algunos representantes del sector agroindustrial del país.

Con la creación de un “Mercado Común Alimentario”, de acuerdo con las declaraciones del presidente Ortega, se busca regular la producción y comercialización de alimentos en la región, de manera que se garanticen precios adecuados para los consumidores pobres del istmo.

Al respecto, el presidente de la Asociación Nacional de Arroceros, ANAR, Danilo Cortés, indicó: “Desconozco el término del mercado común de los alimentos. Los granos tienen tránsito libre por Centroamérica con algunas interioridades en algunos países. En el caso de Nicaragua, recibimos arroz triangulado de los Estados Unidos a través de Guatemala, El Salvador y Honduras”, comentó.

Por su parte, el productor de caña y miembro de la Junta Directiva de la Unión Nacional de Productores, Upanic, Michael Healy Lacayo, dijo que ve difícil ese mercado común alimentario, ya que habría que homogenizar los precios de los alimentos, los cuales se pagan a los productores, como en el caso del azúcar, y esto no es posible debido a que cada país tiene un costo determinado.

“Sí Nicaragua produce más de 13 millones de quintales, la mitad queda para cubrir la demanda nacional, y la otra parte se distribuye para dos mercados: el mercado mundial que es la Bolsa de Valores, y el mercado que se abrió con el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Centroamérica (DR-Cafta), y ahora con la cuota acordada de dos millones de toneladas para el mercado europeo, allí tenés tres precios que promediás para el productor”, explicó Healy.

Indicó que, en todo caso, primero se debe hacer un estudio sobre las ventajas y desventajas de esa iniciativa.

Mific lo defiende

Mientras tanto, el ministro de Fomento, Industria y Comercio, Mific, Orlando Solórzano, declaró que el gobierno está buscando los mecanismos para garantizar la seguridad alimentaria de la población, de cara a la crisis mundial que se avecina con el alto costo de los alimentos.

“Debemos aprovechar esa crisis porque somos un país productor de granos básicos, y esto es posible fortaleciendo el mercado común de productos agropecuarios, porque estamos hablando de integración, de unión aduanera, que significa libre tránsito de los productos extranjeros por Centroamérica”, insistió.

Aunque reconoció que “en los productos originarios del campo tenemos problemas causados por los mismos países. No hemos alcanzado en eso que se llama mercado común agropecuario”.

Para la gerente general de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, Azucena Castillo, es necesario fortalecer a los productores del país que son vulnerables a los cambios climáticos y a los vaivenes de los precios internacionales de los alimentos que exportamos. Ella sugirió la sustitución de alimentos para sortear cualquier crisis alimentaria.

 

“El gobierno debería aplicar medidas que nos permita reducir nuestros costos de operación, manteniendo los subsidios y reduciendo otros como el combustible”.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus