•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Aunque desde hace más de un mes entraron en vigor los incrementos en las tarifas de servicios del Departamento de Registro y Control de Insumos Agrícolas de la Dirección General de Protección y Sanidad Agropecuaria, Dgpsa, representantes del sector agropecuario advierten que no pueden sostenerlas.

El pasado 22 de junio la Dgpsa, entidad adscrita al Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, a través del Acuerdo Ministerial No. 006-2012, dio a conocer los nuevos precios de sus servicios que incluyen la emisión de certificaciones para el ingreso y egreso de los productos alimenticios, así como para regular la calidad de los insumos agrícolas de importación y exportación. Estos muestran aumentos de hasta 5 y 10 dólares en algunos casos.

Los permisos de importación de productos biológicos, botánicos y fertilizantes, por ejemplo, ahora tienen un costo de 20 dólares por unidad.

La inspección previa al otorgamiento de licencia a formuladores, importadores y distribuidores de insumos agrícolas, también se ajustaron, ya que pasaron a 50 dólares.

Ronald Blandón, Gerente General de la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua, Conagán, manifestó que existe preocupación en el sector agropecuario por esos incrementos, pues señaló que a nivel centroamericano este es el país con las tasas más altas para adquirir esos servicios.

“Hubo una consulta sobre esas tasas a nivel de la empresa privada, y prácticamente no se llegó a fondo con las organizaciones de base, y realmente los nuevos precios encarecen los costos de producción”, advirtió.

Más caros respecto a honduras

“Si alguien quiere importar bovinos o semilla de pastos, pagan más (en Nicaragua). Esto no beneficia el fomento en la ganade-

ría”, agregó.

Solón Guerrero, Presidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua, Faganic, comentó que en términos generales los precios están accesibles; no obstante, señaló que hay ciertos puntos que deben revisarse como es el caso de la importación de semillas ya que los costos en que incurren los importadores se trasladan al productor.

“La idea es abaratar lo más que se pueda los productos que tenemos en el día a día, porque no es posible que en Honduras (por tasas accesibles) haya productos iguales que los que utilizamos nosotros a un 30 o 40% más barato. (Una muestra de esto) es la semilla de pasto”, alertó.

“Creo que se deberían de revisar esas tasas para que sean adecuadas al bolsillo del productor que necesita invertir más en su finca. A medida que las tasas sean menores el productor tiene chance de invertir en tecnología en su finca”, añadió el gerente general de Conagán, hecho en el que concordó Guerrero.

Desde hace varias semanas El Nuevo Diario solicitó una entrevista con representantes de la Dgpsa para conocer su posición al respecto, pero no hubo repuesta a la solicitud.

Onel Pérez, Presidente de la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina, Canicarne, consideró que los servicios de la Dgpsa han sido consensuados con los diferentes usuarios del servicio, y aseguró que han podido negociar algunos costos que estaban muy altos.