•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las transacciones bursátiles en Nicaragua tienen una historia relativamente reciente.

Fue en 1994 que se conformó la primera y única Bolsa de Valores de Nicaragua, BVdN, la cual actualmente opera en el país. Esta nació como una sociedad anónima entre privados.

Se trata de un mercado virtual que ha venido ascendiendo en los últimos años, al punto que existen puestos de bolsas autorizados que ya han tranzado en la Bolsa de Nueva York, en los Estados Unidos, y en Bolsas de Valores de países centroamericanos como Costa Rica.

Pero, ¿cómo es que funciona la BVdN? El mercado bursátil funciona como cualquier libre mercado de oferta y demanda aunque con sus propias particularidades. En este se ponen en contacto, oferentes y demandantes de valores, intermediados por los puestos de Bolsa.

Gerardo Arguello, Gerente General de la BVdN, explica que este mercado de valores es igual a un mercado común, donde las personas conocen, demandan y compran diferentes tipos de productos, que a su vez son ofrecidos, cotizados y vendidos por una gran cantidad de comerciantes quienes también compran esos bienes a determinada cantidad de productores.

En este mercado de valores los productores son los emisores de valores y los comerciantes son los puestos de Bolsa, que sirven de intermediarios.

Según Argüello, el 90% de las transacciones que se realizan en la Bolsa son hechas con instrumentos emitidos por el Gobierno, pero especificó que son negociados por la empresa privada.

Es así que a diferencia de un mercado común donde se negocian a diario productos como arroz, frijoles y frutas, entre otros, en la Bolsa de Valores se negocian productos financieros tales como bonos, letras, acciones, papel comercial y otros valores.

En ese mercado como en cualquier otro, el precio del producto financiero se negocia según la oferta y la demanda.

El corazón del negocio

El sistema de negociación electrónico está omnipresente en el negocio bursátil.

“El corazón de este negocio es el sistema electrónico y funciona a través de una red privada que tenemos donde están conectados todos los intermediarios”, expone Argüello.

En este sentido, quienes deciden participar en el mercado bursátil deben saber que la Bolsa de Valores es una especie de fiscalizador que controla y vigila que todos los que participan cumplan con los requisitos legales vitales para la seguridad de los inversionistas y la transparencia de las transacciones.

También controla que los puestos de Bolsa cumplan con las reglamentaciones dirigidas a procurar el funcionamiento correcto del mercado de valores.

El Gerente General de la BVdN, comenta que todas las transacciones se realizan dentro de este sistema de negociación electrónico, donde están conectados todos los puestos de Bolsa por medio de una red informática administrada por la institución.

Es así que los puestos de Bolsa venden y compran valores en el mercado, según las instrucciones de sus clientes, a la vez que tienen acceso a toda la información histórica contendida en la base de datos.

Los tipos de mercados

Existen tres tipos de mercados en la BVdN: el mercado primario, el secundario y el mercado de reportos.

El mercado primario como lo dice su nombre, es donde se negocia por primera vez un valor, proporcionando un flujo de recursos de los inversionistas hacia el emisor.

El emisor negocia a través de su puesto de Bolsa los valores y recibe recursos financieros líquidos para sus proyectos.

El mercado secundario son las negociaciones de valores que ya están en circulación entre los compradores y vendedores. El intercambio de flujo monetario y valores se da entre dos entes distintos al emisor. En otras palabras, es una “reventa” de los valores adquiridos previamente.

“Cuando hablamos de mercado primario y secundario, se podría equiparar al negocio de los autos. El mercado primario son las distribuidoras que ofertan carros nuevos, el secundario le correspondería a los autolotes que te ofrecen vehículos de segunda mano”, compara Argüello.

Un tercer mercado es el de reportos. Son contratos bursátiles en los cuales el reportado, --demandante de dinero-- vende instrumentos financieros al reportador --inversionista- a un precio determinado, y éste último asume la obligación de transferir al reportado a un plazo, la propiedad de dichos instrumentos contra reembolso de otro precio acordado.

Finalmente, está el mercado de reportos opcionales, que es el que se concede al reportador o beneficiario una opción de compra o el derecho y no la obligación de recomprar los instrumentos financieros reportados.

En todo contrato de reporto el inversionista obtiene un rendimiento como producto de la diferencia entre el precio de la venta de los instrumentos financieros y el precio de la recompra. Sin embargo, en los casos en que la opción de compra del reporto opcional no es ejercida, la rentabilidad del inversionista es igual a aquella que permite el precio de la venta inicial.

Las principales ventajas

El mundo bursátil, a la fecha, ha desarrollado muchos atractivos para atraer cada día más a personas o empresas interesadas en poner su capital a trabajar en la Bolsa.

Entre estos, costos de financiamiento más bajos y mejores rendimientos por la inversión al reducir los costos de la intermediación financiera. Las emisiones de valores se respaldan con el crédito general de la empresa y no requiere garantías.

También presta flexibilidad en las condiciones de tasa, plazo y cuotas de pago. Según las necesidades del emisor, pueden reestructurar sus deudas, reemplazar compromisos actuales a un plazo y costo más conveniente, reduciendo el riesgo de incumplimiento de pago.

La diversificación de la inversión y el acceso a una amplia comunidad de inversionistas, atraídos por las ventajas de invertir en la Bolsa todo el año vía electrónica, son otros aspectos interesantes para que los empresarios se decidan por el mercado bursátil.

Además cualquier institución o persona que entra a la Bolsa, gana prestigio por la garantía que obtiene sobre su solvencia y eficiencia de organización y control de sus operaciones.

“Creo que es sano que la gente aprenda a diversificar y administrar sus finanzas, y en parte esa es la labor que hacen los puestos de Bolsas. Aquí entre más cestas hay para depositar los huevos mejor”, apunta Argüello.

Supervisada por Siboif

La BVdN es supervisada por la Superintendencia de Bancos
y de Otras Instituciones Financieras, Siboif. Se rige por la Ley de Mercado de Capitales, aprobada en el 2006 en Nicaragua.

Los instrumentos

* Las emisiones de deuda o renta fija, son parte de los instrumentos de la Bolsa de Valores. Estas son obligaciones que para los emisores equivalen a solicitar un préstamo a un plazo determinado a los inversionistas que compran dichos valores, a cambio de pagarles un rendimiento o tasa de interés predeterminada.

* Las emisiones de deuda se denominan Papel Comercial cuando el plazo es menor a 360 días y bonos cuando el plazo es igual o mayor a 360 días.

* Las emisiones de acciones o de renta variable, se suman a la lista de los instrumentos. Estas son alternativas que una empresa tiene para financiarse sin contraer deuda, ya que solo está vendiendo partes de su patrimonio, de tal manera que cuando una persona compra una acción esta se vuelve dueño de una parte de la empresa.

* Las emisiones de bonos convertibles en acciones son otros de los instrumentos del mercado.