•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Aunque inicialmente se esperaba que para el primer semestre de este año se aprobaría en la Asamblea Nacional, el proyecto de  la Ley General de Aduanas,éste aún está  en consultas.
El presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto del Parlamento, Wálmaro Gutiérrez,  confirmó lo anterior a El Nuevo Diario.  
El legislador expuso que “la concertación con el sector privado ha avanzado, pero (aún) el sector privado tiene en consulta el documento (del anteproyecto)”.
 “La ley tiene tiempo en la comisión y está  en proceso de consultas,  ya se le envío al sector privado para sus correspondientes aportes,  y es uno de los temas prioritarios para el segundo semestre del año, al igual que la Ley de Defensa del Consumidor”, adelantó Gutiérrez.
El diputado manifestó que la iniciativa  tiene que ver con la estructura de la administración aduanera.  Recordó que  contiene los procedimientos que garanticen la protección al usuario del servicio aduanero, los recursos y la  modernización del sistema aduanero.
La propuesta dela Ley General  de Aduanas, incluye el Código Aduanero Centroamericano y busca reorganizar la Dirección General de Servicios Aduaneros, DGA, del país para agilizar los trámites aduaneros.
No obstante, ha sido cuestionada inicialmente por el sector privado debido a que  impondría “nuevas multas”.
Las prioridades

En este sentido, el sector privado  está valorando temas de interés que deben ser analizados dentro del documento de ley,explicó el vicepresidente de la Cámara de Comercio de Nicaragua, Caconic, Eliécer Trillos Pantoja.
“Son tres temas los de mayor interés: la valoración y responsabilidad del usuario de servicios aduaneros, el origen de  la mercancía y la defraudación y la evasión tributaria”, detalló.
De acuerdo con el  vicepresidente de Caconic, con la  nueva ley se busca unificar todo lo concerniente al tema del comercio exterior disperso en distintas leyes y reglamentos que regulan la actividad comercial, para ello han recurrido a un consultor del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.
“Temas como el de la defraudación y contrabando en las aduanas que está muy ambiguo en la anterior ley, también aparece en el Nuevo Código Penal, y el otro ejemplo es el tema de origen, que eso dependerá  de cómo se pagan los impuestos”, planteó.
Manifestó que con esos temas se busca “alguna flexibilidad” para tratar las particularidades de la actividad comercial en relación al trato que la ley establece para las importaciones y exportaciones de mercadería “sin perder el control”.
“Queremos establecer los procedimientos  para cada uno de estos puntos”, recalcó Trillos,quien agregó que esos no están contemplados por la iniciativa de ley.  Pero “estamos viendo la posibilidad de dejarlos en el reglamento», sostuvo.