•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ver Infografía Ampliada

La cisterna de combustible enganchó el manubrio de la moto de Guillermo Carballo y la arrastró aproximadamente 50 metros de distancia sobre el pavimento. No hubo ningún lesionado, afortunadamente. Carballo gestionó ante la compañía del seguro vehicular los trámites para recuperar su motocicleta.

Tras varios días haciendo las gestiones en el Departamento de Tránsito de la Policía Nacional y obtener el certificado de la investigación policial que determinó que el culpable del choque fue el conductor de la cisterna, Carballo se presentó ante la compañía aseguradora para gestionar la indemnización.

Un proceso agotador y largo que aún no concluye, pero el caso de Guillermo se multiplica a diario en Nicaragua.

Contrario a lo que se podría pensar, de enero a junio de este año el mercado nicaragüense de los seguros automovilísticos presentó un crecimiento del 11% con respecto al primer semestre de 2011, al pasar de pagar 13.2 millones de dólares a 14.7 millones de dólares en el primer semestre 2012, según datos que ofreció Claudio Taboada, miembro de la Asociación de Aseguradoras Privadas de Nicaragua.

A junio 2012, en solo seis meses, las compañías de seguros en conjunto desembolsaron 13.5 millones de dólares bajo pólizas de daños propios, y 6.9 millones de dólares en concepto de daños materiales y lesiones causados a terceros.

Taboada dijo que las cifras de pagos de reclamos por accidentes vehiculares representan un incremento de 9% y 10%, respectivamente, con relación al primer semestre de 2011.

“Aunque las cantidades pagadas son considerables y van en aumento, este producto sigue siendo rentable debido a que las primas cobradas son suficientes para hacer frente a los gastos incurridos”, explicó Taboada.

No pierden

Por su parte, el corredor de seguros, Luis Reynosa indicó que las compañías aseguradoras ganan aunque las pólizas de automóvil representen una pérdida por la alta incidencia de accidentes de tránsitos que reporta la Dirección General de Tránsito de la Policía Nacional.

“Existen otros ramos de las aseguradoras que produce ganancias; el ramo de incendios, por ejemplo. Otro ramo que produce ganancias, es el ramo colectivo de vidas, seguros de accidentes, (aunque) donde se ve la mayor incidencia de accidentalidad es automóvil”, comentó Reynosa.

“Al final lo que hacen las aseguradoras es generar en esta mezcla una ganancia bruta y después de pagar impuestos y otros costos, las ganancias netas”, detalló.

Tipos de seguro

En general, en Nicaragua existen dos tipos de seguros de automóviles relacionados con accidentes de tránsito. El primero es para proteger los daños que puedan ocurrir al propio vehículo del asegurado -Seguro de Automóvil de Daños Propios- y el segundo es para cubrir daños y lesiones ocasionados a terceros -Seguros Obligatorios de Responsabilidad Civil del Conductor.

El Seguro Obligatorio, de acuerdo con la Ley de Tránsito, Ley 431- tiene la finalidad de cubrir la responsabilidad civil de los conductores que sean culpables de un accidente, y tengan que responder por daños materiales o lesiones que ocasionen a terceros y es de contratación obligatoria.

Los seguros obligatorios son de cuatro tipos: uno general que debe comprar todo propietario de vehículo; otro para vehículos extranjeros y un tercero que es necesario para los conductores con licencia de categoría profesional, y el seguro que contratan los propietarios de vehículos de transporte de pasajeros para cubrir lesiones a los ocupantes en caso de accidente.

Las pólizas de daños propios cubren al vehículo asegurado en caso de accidente vehicular, robo, rotura de vidrios, tumultos, huelgas o disturbios laborales así como catástrofes y otros riesgos de la naturaleza. También suelen incluir la protección obligatoria por ley contra daños a terceros.

El corredor de seguros, Luis Reynosa, explicó que “este es el seguro conocido como ciento por ciento full cover, “es el que tiene un costo aproximado entre 300 y 500 dólares para automóvil, camioneta de tinas, doble cabina, entre otros.

En este caso si la persona no tiene cómo pagar el siniestro con este seguro cuando es culpable la compañía aseguradora paga el 80% de la pérdida total. “Por ejemplo, si está asegurado por 20 mil dólares, en pérdida total.

Pérdida total se considera cuando un vehículo tiene una pérdida material de más del 70% del valor asegurado, la aseguradora pagará aproximadamente 16 mil dólares”.

El seguro “full cover” incluye la responsabilidad civil, que va dentro de la pérdida. Cubre tres riesgos; daños o muerte a una persona hasta cinco mil dólares; muerte o lesiones hasta 5 mil dólares; muerte o lesiones a dos o más personas hasta por 10 mil dólares, y daños a la propiedad ajena por 5 mil dólares.

El corredor de seguros explicó que cuando los vehículos son muy caros o marcas como los BMW y Mercedes Benz la aseguradora cubre el 70% del daño total.