•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN EFE

Una misión del Fondo Monetario Internacional, FMI, revisa las finanzas públicas de El Salvador, informó ayer el presidente del país, Mauricio Funes, quien reiteró su rechazo a la eliminación de subsidios que propone ese organismo.

El mandatario reafirmó que solo está dispuesto a reducir subsidios como el del transporte y dijo confiar en que el crecimiento económico de este año superará el dos por ciento.

La misión técnica del FMI se encuentra en El Salvador desde el pasado jueves y se reunirá con el gabinete económico, indicó a medios locales el presidente del Banco Central de Reserva, BCR, Carlos Acevedo.

Explicó que, entre otros aspectos, la delegación evaluará los niveles de ingresos, gastos y endeudamiento en el marco del acuerdo de contingencias o stand-by vigente por tres años desde 2010.

Otras fuentes oficiales dijeron a Acan-Efe que desconocen cuándo terminará la visita. En mayo pasado, el Gobierno salvadoreño se comprometió con el FMI a disminuir la deuda pública, que ronda el 52 por ciento del Producto Interior Bruto, PIB. El déficit fiscal alcanzó en 2011 el cuatro por ciento del PIB, aunque la meta acordada con el FMI era del 3.5 por ciento, y para este año se prevé un 2.7 por ciento, según dijo en mayo el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres.

“Hasta que termine la misión su investigación y su plática con los funcionarios del gabinete económico (...) conoceremos la posición” de los representantes del organismo financiero, subrayó Funes. Destacó que su Gobierno coincide con el FMI en la necesidad de reducir el déficit fiscal y dinamizar la economía, pero no en la eliminación de subsidios al transporte, el gas y la energía eléctrica, solo en su disminución.

“Coincidimos con las autoridades del Fondo Monetario (en) que hay que seguir haciendo esfuerzos para reducir el déficit fiscal y para lograr el entorno necesario que permita la construcción de una economía pujante y dinámica”, expresó el gobernante salvadoreño.