• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Ver Infografía Ampliada

La deuda pública del país, tanto externa como interna, se incrementó en US$90.2 millones durante el segundo trimestre del año y llegó a los US$5,332.6 millones, frente a los US$5,242.5 millones que se contabilizaban en diciembre de 2011, según un informe del Banco Central de Nicaragua (BCN).

A junio de 2012, la deuda pública refleja un incremento neto del 1.7% respecto al saldo acumulado al finalizar 2011 e incluye tanto la deuda pública externa, como la interna del Gobierno y del BCN con el sector privado nacional. El reporte indica que el incremento en la deuda nicaragüense es el resultado del aumento en los pasivos del sector público (77.4%), con acreedores extranjeros y nacionales, y el restante (22.6%) corresponde a la mora del Gobierno y Banco Central con el sector privado nacional.

Por otro lado, las cifras señalan que a junio pasado, la relación de la deuda pública como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) era del 68%, mostrando una reducción del 4%.

Deuda aún es sostenible

El economista René Vallecillo, por su parte, precisó que en términos absolutos la deuda pública creció, pero en términos relativos experimentó una reducción de cuatro puntos con respecto al Producto Interno Bruto, PIB.

“Esto es positivo, porque mientras la economía —según el Gobierno— podría crecer un 4%, la deuda pública total solo ha crecido un punto porcentual y es normal que esa deuda se vaya aumentando en términos absolutos”, explicó.

Para el economista Vallecillo, el hecho de que la deuda total represente el 68% del PIB “no es alarmante” porque es una cifra manejable, “aunque lo ideal y lo deseable es que sea menor al 50% en comparación con el tamaño de la economía”, indicó al recordar que para 2007 la deuda era de US$4,765 millones.

Agregó que se debe poner especial atención al monto que se pagará este año y si el Estado cuenta con suficientes recursos disponibles para cumplir con sus obligaciones.

En un estudio titulado “Hacia un presupuesto público para promover el desarrollo de Nicaragua”, elaborado por el economista José Luis Medal, revela que la deuda será sostenible siempre que los ingresos netos del sector público de gastos sean suficientes para cubrir su saldo.

Mientras que la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social, Funides, destaca que la deuda seguirá siendo sostenible

siempre y cuando el Gobierno no asuma compromisos con otros agentes económicos.

El estudio de Medal recomienda poner atención en el crecimiento de las deudas interna y externa, pues aunque los préstamos que se obtienen son en condiciones altamente concesionales, al final se resta oportunidades para que haya más inversiones en los sectores sociales como Educación y Salud, a través del Presupuesto General de la República, PGR.

El peso de los bonos de indemnización

El reporte del BCN detalla que al segundo trimestre de 2012 la deuda pública externa acumulada alcanzó US$4,125 millones, mayor que la acumulada a diciembre de 2011 en 1.2%, que fue de US$4,073 millones.

El incremento de la deuda externa durante la primera mitad del 2012 fue resultado de los préstamos desembolsados por US$92.1 millones, acumulación de intereses por US$10.2 millones y amortizaciones por US$30.2 millones, así como el alivio del principal de la deuda por US$7.1 millones. Mientras tanto, la deuda interna contraída por el Gobierno central y el BCN con acreedores nacionales privados alcanzó US$1,207.5 millones a junio, saldo que se incrementó en 3.2% respecto a diciembre de 2011.

El saldo de la deuda interna, visto desde su composición, muestra que los Bonos de Pagos por Indemnización (BPI) representan el 44% del total.

“Esta es una deuda que viene desde los años ochenta y que el Estado ha tenido que reconocer a las personas confiscadas. Eso es lo que está impactando en las finanzas públicas y el Presupuesto”, señala Vallecillo.

La deuda interna como porcentaje del Producto Interno Bruto, PIB, a junio de 2012, fue de 15.4%, menor en 0.6% con relación a diciembre 2011.

Contratación de nuevos préstamos

A junio 2012, según datos del Banco Central, se contrataron préstamos por US$100.2 millones, tanto con acreedores multilaterales como bilaterales.
Estas nuevas contrataciones fueron negociadas a un plazo promedio de 23.3 años con 5.4 años de gracia y una tasa de interés promedio del 3.85%.