•  |
  •  |
  • END

La búsqueda de acciones conjuntas entre empresarios y el gobierno para dar solución a los problemas sociales y económicos que enfrenta el país, propusieron al presidente Daniel Ortega representantes del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, en el acto de celebración del Día del Empresario.

Las intervenciones principales estuvieron a cargo de José Antonio Baltodano, miembro de la junta de consejeros del Cosep, y José Adán Aguerri, quien fue juramentado en el acto, por haber resultado reelecto para un nuevo período como presidente de la organización.

A la celebración asistió el presidente Daniel Ortega, quien respaldó algunas de las propuestas de los empresarios, pero criticó lo que él considera barreras comerciales que establece el mercado globalizado, el Tratado de Libre Comercio firmado con Estados Unidos y las negociaciones que se llevan a cabo con la Unión Europea.

El mandatario también dijo al sector empresarial que se vive una época diferente y que ahora la inversión privada es respetada, a diferencia de lo que ocurrió en la década de los 80.

Baltodano se refirió al bajo nivel de calificación internacional que tiene Nicaragua en una serie de categorías, que afectan la competitividad del país.

El empresario propuso la búsqueda de soluciones pragmáticas para los problemas más graves de la nación, entre los que están la educación y la nutrición.

Alarmante pobreza
Baltodano consideró alarmantes los niveles de pobreza del país, porque de cada 100 ciudadanos 46 viven en pobreza y 15 en extrema pobreza. Aseguró que lo más difícil de resolver es el 67 por ciento de la pobreza que está enfocada en la zona rural.

Detalló que las personas que están en pobreza extrema tienen un ingreso de un dólar con ocho centavos por día, y las que están en pobreza, un ingreso de dos dólares con ocho centavos por día. “Es muy difícil vivir con ese ingreso de una forma digna”, subrayó.

Como consecuencia de ello, dijo que son notorios los problemas de la falta de alimentación adecuada y de educación entre los más pobres.

“Más del 30 por ciento de los niños en educación preescolar sufren de anemia y el número de personas subalimentadas es de alrededor de 1.5 millones de habitantes. Además, 47 por ciento de niños menores de cinco años y el 40 por ciento de mujeres en edad de gestación, sufren de anemia”, indicó.

Baltodano señaló que el per cápita que se invierte en educación es muy bajo, de apenas 43 dólares por habitante, mientras Costa Rica destina 253 dólares por cada uno.

Criticó la desigualdad que existe entre la educación primaria y la universidad, porque mientras la primera recibe sólo 90 dólares por estudiante, la segunda se lleva 855 dólares por cada educando.

Además de esto mencionó otros problemas que enfrenta el país, como la deficiente infraestructura, la falta de confianza en el aspecto político, el desprestigio del sistema judicial, entre otras cosas.

País con potencial
Por su parte, José Adán Aguerri, Presidente del Cosep, dijo que la Nicaragua de 2008 es uno de los países más pobres de América Latina, que el comportamiento de la economía en los últimos cuatro años ha sido decreciente y que existe un alto nivel de desempleo y subempleo, como un reflejo de la crisis económica de este país.

Pero pese a coincidir con Baltodano en toda la larga lista de problemas que el país enfrenta, Aguerri dijo que Nicaragua también es un país con grandes potencialidades, como la agroindustria, el turismo, la energía y zonas francas.

Agregó que en el sector privado organizado están consiente de los retos, pero aseguró que las oportunidades son enormes y están comprometidos en sumar fuerzas para enfrentar las dificultades y salir adelante.

“Pero también estamos conscientes que ningún sector de manera individual puede enfrentarlo de manera efectiva y que sólo con la participación de todos, se podrán alcanzar los resultados que la población demanda”, puntualizó.

Aguerri propuso hacer de 2009 el año del diálogo, del consenso y la reconciliación plena.