•   Ginebra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Estados Unidos y China recrudecieron hoy sus diferencias comerciales en el seno de la Organización Mundial del Comercio, OMC, acusándose mutuamente de utilizar subvenciones, aranceles anti-dumping y medidas compensatorias para beneficiar a sus industrias nacionales en perjuicio del libre comercio.
       
China abrió el fuego notificando una petición de consultas con Estados Unidos alegando que Washington obstaculiza ilegalmente, a través de medidas compensatorias y aranceles anti-dumping, la importación de un amplio abanico de productos procedentes del país asiático.
       
Entre la larga lista de productos citados por China se incluyen el acero, el papel, los neumáticos para vehículos, los productos químicos, los electrodomésticos o los generadores eólicos.
       
En total, se trata de 62 bienes y mercancías, 31 de las cuales China considera afectadas por los aranceles anti-dumping que impone Estados Unidos y las otras 31 por los aranceles compensatorios.
      
Las medidas antidumping guardan relación con las tarifas que gravan las importaciones de un producto cuyo precio de exportación es inferior a su "valor normal", generalmente el precio del producto en el mercado interno del país exportador, y es una de las principales líneas de combate de la OMC para un comercio más justo.
       
En cuanto a las medidas compensatorias, al igual que en lo que se refiere a las subvenciones, hay un acuerdo al que están sujetos los países miembros de la OMC, que somete a disciplina la utilización de subvenciones y reglamenta las medidas que los países pueden adoptar para contrarrestar los efectos de las subvenciones.
       
Ese acuerdo, que es el que invoca China en su solicitud de consultas, prevé que un país puede utilizar el procedimiento de
solución de diferencias de la OMC para tratar de lograr la supresión de la subvención o la eliminación de sus efectos desfavorables.
       
También permite que el país pueda iniciar su propia investigación y aplicar finalmente derechos especiales, "derechos compensatorios", a las importaciones subvencionadas que se concluya que causan un perjuicio a los productores nacionales.
       
Pocas horas después de la iniciativa china, la OMC informó de que Washington solicitó consultas con China para buscar una solución a lo que considera distorsión del mercado del automóvil por las subvenciones que Pekín otorga a su industria nacional.