•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, renovó al Banco Central de Nicaragua una línea de crédito contingente por US$200 millones para garantizar la estabilidad macroeconómica y del Sistema Financiero local ante cualquier crisis.

El BCIE informó ayer que US$100 millones servirán para cubrir “deficiencias financieras” del Fondo de Garantía de Depósitos, Fogade, en caso de que ocurrieran quiebras bancarias.

Los otros US$100 millones se utilizarán para “solucionar dificultades transitorias de liquidez” del Banco Central Nicaragüense, BCN.

“Los problemas financieros aún persisten en la economía mundial, así como las amenazas reales de una nueva recaída de las economías europeas y estadounidenses, que unidos a una situación petrolera desfavorable para las economías centroamericanas, hacen recomendable que se continúe con  esta asistencia financiera”, dijo el BCIE a través de un comunicado.

La institución agregó que esta es la tercera vez en que aprueba al BCN la línea de crédito contingente. La Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó el martes pasado un decreto que autoriza al Gobierno suscribir por un monto de US$306 millones un total de 30,600 acciones Serie “A” del capital social del BCIE, por medio de las cuales esa entidad financiera aumentaría su patrimonio a US$5,000 millones.

El Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, consideró ayer como una señal positiva que Nicaragua haya aumentado su participación accionaria en el BCIE.

“Creo que es muy importante, porque eso significa que como país estamos apostando a una presencia permanente en este tipo de organismos”, indicó José Adán Aguerri, Presidente del Cosep.

Agregó que Nicaragua debe sacar más provecho a esa nueva relación con el organismo financiero, porque este país era “el que menos financiamiento recibía” de la institución.

Según el Presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, el sandinista Wálmaro Gutiérrez, el BCIE aprobó a Nicaragua más de US$324 millones en el período 2007- 2012.