elnuevodiario.com.ni
  •   Bruselas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El primer ministro chino, Wen Jiabao, aseguró hoy en Bruselas que China  hace y seguirá haciendo lo necesario para ayudar a la Unión Europea, UE, a superar su crisis de deuda, tal y como ha venido haciendo en los últimos meses.

"China seguirá jugando su parte para ayudar a resolver el problema de la deuda europea a través de los canales adecuados", indicó Wen en una intervención en la VIII cumbre empresarial entre la UE y China.
       
El primer ministro chino recordó que, en los últimos meses, China "ha seguido invirtiendo en los bonos de los países de la eurozona y del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, FEEF, y discutiendo activamente formas de cooperación con el Mecanismo Europeo de Estabilidad, MEDE", el futuro mecanismo de rescate permanente.
       
"Como un inversor a largo plazo, China ha buscado gran diversidad en sus inversiones, y Europa ha sido uno de los mayores mercados para las reservas de intercambios exteriores de China", comentó.
       
Al mismo tiempo, señaló que en febrero pasado su país "anunció sus ideas" sobre cómo solucionar el problema de la deuda, y "dio a Europa un apoyo firme y fuerte", en tanto que en la cumbre del G20 en julio pasado decidió contribuir con 43,000 millones de dólares para que el Fondo Monetario Internacional, FMI, incrementara sus recursos a fin de "hacer frente a la crisis europea".
       
Wen afirmó que "esperan ver que Europa sale de las dificultades", y consideró que la UE "va por el buen camino para atajar su problema con la deuda y lo que es crucial ahora es implementar todas las medidas políticas".
       
"Los países relevantes tienen que ajustarse a las acciones de consolidación fiscal y reformas estructurales", advirtió, y pidió que los Estados miembros permanezcan "unidos en tiempos de dificultad, formar sinergia y enviar un mensaje claro de salvaguardar el euro y los resultados de la integración europea".
       
"La comunidad internacional debería dar un apoyo fuerte a los esfuerzos hechos por Europa", concluyó, y expresó su convicción de que la UE, "con unos cimientos económicos sólidos y fortaleza científica y tecnológica, tendrá la capacidad y sabiduría de hacer frente adecuadamente al problema de la deuda".