•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El representante en Nicaragua del Fondo Monetario Internacional, FMI, Gabriel Di Bella, afirmó ayer que el Gobierno todavía no ha presentado oficialmente su interés por comenzar las negociaciones de un nuevo Programa Macroeconómico para el período 2012-2016.

“Nosotros hemos entendido que el Gobierno hizo pública la idea de negociar un nuevo programa con el Fondo, pero desde mediados de año estamos charlando, y después de la revisión del artículo cuatro todavía no hemos establecido una fecha exacta para que una próxima misión del FMI venga a Nicaragua”, indicó Di Bella.

Señaló, sin embargo, que el organismo multilateral podría enviar una misión al país en los próximos días o meses.

“En eso estamos trabajando, pero dar una fecha exacta es difícil. Pero lo que sí está claro es que estamos conversando, y me imagino que el Gobierno en algún momento anunciará la llegada de una próxima misión para que se inicien las conversaciones”, señaló.

Por su parte, el presidente del Banco Central de Nicaragua, Alberto Guevara, expresó que “el diálogo se mantiene y que será oportuno en su momento decidir cuándo oficialmente inicien las negociaciones”.

Controlar gasto

En julio pasado el directorio del FMI manifestó que el desempeño económico de Nicaragua iba muy bien, pero al mismo tiempo urgió un mayor control del gasto público y, además, disminuir la informalidad de su mercado laboral, que es del 70%, según cifras oficiales.

En un comunicado de prensa, en julio pasado, la institución no mencionó la posibilidad de un nuevo programa de ayuda económica, tras el cierre del programa 2007-2011.

“Los directores (del FMI) destacaron que el control fiscal debería ser la piedra angular de la estabilidad macroeconómica”, explicó el texto del multilateral.

Agregó, en ese comunicado, que Nicaragua mantiene primas salariales y subsidios eléctricos “que empeoran las proyecciones fiscales para 2012”, por lo que el Fondo “urge a que haya un mayor control del gasto”.

El Gobierno nicaragüense registró un superávit del 0,6% en 2011, tras el déficit del 1% del Producto Interno Bruto en 2010, gracias en particular a las reformas fiscales iniciadas en 2009 bajo supervisión del Fondo.

Pero en 2012 el crecimiento bajará y la inflación volverá a subir hasta situarse entre el 8% y el 9% a causa del aumento del precio del combustible, añade el texto.

“Aunque la economía nicaragüense se vio sacudida por una serie de choques entre 2007 y 2011, el programa de apoyo (del FMI) fue efectivo”, estimó la entidad.