Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

En Nueva York, el barril de West Texas Intermediate (designación del “light sweet crude” negociado en EU) para entrega en octubre cayó 3.08 dólares, cerrando en 103.26 dólares.

“Vamos a mantener el actual nivel de producción”, dijo a los periodistas el presidente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y ministro de Energía argelino, Chakib Khelil.

El WTI alcanzó un nivel récord el 11 de julio, en 147.27 dólares el barril.

Entre tanto, el barril de crudo de Brent cayó de la barra de los 100 dólares este martes hacia las 18H45 GMT, en Londres, por primera vez desde el 2 de abril, y descendió hasta 99.65 dólares.

La fuerte caída del Brent se produjo luego de que el presidente de la OPEP afirmara que el cartel mantendría su actual nivel de producción, pese al descenso de los precios y la desaceleración de la economía mundial.

Entre tanto, la Agencia de Noticias AP destacó que los inversionistas apostaron a que el huracán Ike no afectará las instalaciones petroleras en el Golfo de México, además que el presidente de la OPEP sugirió que no habrá recortes en la producción.

Desplome de más de cuatro dólares
En el intercambio tras el cierre del mercado, los precios se desplomaron más de cuatro dólares por barril a su nivel más bajo en cinco meses, 101.85 dólares por barril.

La caída del crudo acercó su precio a poca distancia de la barrera psicológica de los 100 dólares, un precio alcanzado el 19 de febrero; mientras que en el mercado ICE, de Londres, la mezcla Brent del Mar del Norte para octubre retrocedió 4.14 dólares
“Ahora que la OPEP e Ike han dejado de representar amenazas para las reservas, el mercado ha perdido razones para mantenerse fuerte”, dijo Phil Flynn, analista en la empresa Alaron Trading Corp., de Chicago.

Los inversionistas seguían de cerca la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo en Viena, ante la posibilidad de un recorte en la producción. Pero el presidente de la OPEP y ministro del petróleo de Argelia, Chakib Khelil, sugirió el martes que había un consenso sobre la producción.

Anteriormente el ministro del Petróleo de Arabia Saudí, Ali Naimi, indicó que su país, el productor de casi un tercio de todo el petróleo de la OPEP, prefiere no frenar la marcha por el momento dado que “el mercado está bien balanceado”.