•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, FMI, Christine Lagarde, advirtió hoy de que, pese al "progreso real" en la reforma del sistema financiero mundial, este "aún no es más seguro" que cuando comenzó la crisis.
       
"Desgraciadamente, la energía para aplicar las reformas que han sido aprobadas, así como otras reformas necesitadas, está decayendo", explicó la directora gerente del FMI en un discurso en el Peterson Institute en Washington a pocos días de las reuniones anuales en Tokio del FMI y el Banco Mundial.
       
Por ello, Lagarde señaló que la economía global sigue "cargada de incertidumbre", aunque alabó las últimas medidas tomadas en la "dirección adecuada".
       
Entre ellas, destacó las recientes políticas de estímulo monetario adoptadas por los bancos centrales de Europa, EE.UU. y Japón como "grandes señales políticas".
       
No obstante, afirmó que ahora es el momento de que las autoridades políticas pongan en marcha los compromisos políticos asumidos.  "En este aspecto", dijo, "todavía hay un gran camino por recorrer".
       
Lagarde señaló que la incertidumbre global se centra en si los líderes políticos "podrán y harán cumplir sus promesas".
       
Como principales preocupaciones citó "la creciente divergencia en los resultados económicos en Europa y la tibia recuperación en Estados Unidos".