•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri, dijo ayer que es mejor tener a un militar y no a un miembro del Gobierno al frente de la Unidad de Análisis Financiero, UAF, aunque reafirmó que la cúpula recurrirá por inconstitucionalidad contra los artículos 4 y 9 de la ley creadora, que entró en vigor el pasado sábado.

El Inspector General del Ejército de Nicaragua, mayor general Denis Membreño Rivas, y el Director Ejecutivo del Instituto de Seguridad Social y Desarrollo Humano de la Policía Nacional, Issdhu, comisionado mayor Aldo Sáenz, serán el director y subdirector de la UAF, respectivamente, de acuerdo con el decreto presidencial 70-2012, publicado en La Gaceta, el pasado viernes 21 de septiembre.

“El hecho de poner militares a cargo de la Unidad de Análisis Financiero es mejor que si hubiéramos tenido, por ejemplo, a dos personas que vinieran de las filas partidarias del Gobierno”, afirmó Aguerri.

“En este sentido, hay una señal de tratar de dar una mayor decisión de combate al narcotráfico, poniendo a gente que viene de estas dos instituciones que son las que combaten frontalmente el narcotráfico”, agregó Aguerri.

UAF no es unidad militar

En todo caso, el presidente del Cosep remarcó que en otros países este tipo de instituciones están a cargo de “especialistas en el ámbito financiero, porque esto (UAF) no es una unidad de inteligencia militar”.

Reiteró que la cúpula empresarial recurrirá contra los artículos 4 y 9 de la Ley Creadora de la UAF, porque otorgan a esa entidad discrecionalidad para solicitar información a cualquier persona natural o jurídica.

También porque esa ley establece que los sujetos están obligados a informar a la UAF directamente y sin poder aducir reserva o sigilo de tipo alguno.

“Vamos a mantener nuestra posición de recurrir contra los artículos 4 y 9, que no tienen nada que ver con las personas que están siendo nombradas”, dijo.

Precisó que el recurso será presentado dentro de dos semanas, aunque en un primer momento el sector privado sostuvo que lo haría al final de este mes.