elnuevodiario.com.ni
  •   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Fondo Monetario Internacional, FMI, señaló hoy que la reforma financiera está estancada, pese a algunos pasos "positivos", ya que aún no se han encarado problemas estructurales relacionados con la "excesiva complejidad" y las entidades "demasiado grandes para caer" que precipitaron la crisis cinco años atrás.
       
"Aunque las intenciones de los líderes políticos son claras y positivas, las reformas todavía no han implicado una mayor seguridad en las estructuras financieras", explicó el FMI al divulgar los capítulos analíticos de su Informe de Estabilidad Financiera Global.
       
"Esto es en parte debido a que, en algunas regiones y economías, las medidas de intervención necesarias para tratar la prolongada crisis están retrasando la puesta en marcha del sistema por una senda más segura", indicó Laura Krodes, coordinadora del reporte en rueda de prensa.
       
Uno de los principales problemas percibidos por el Fondo en su evaluación del sistema financiero es que las nuevas exigencias de aumentar los colchones de capital han favorecido a los grandes grupos bancarios en detrimento de los de menor tamaño.
       
"Los grandes grupos financieros cuentan con ventajas de escala que les permite ser capaces de absorber mejor los costes de las regulaciones. Como resultado, pueden acabar siendo más prominentes en determinados mercados, haciéndolos más concentrados", afirma el estudio.
       
Por ello, el FMI insta a los reguladores a considerar el obligar a estas entidades a partirse en vez de forzarlas a construir mayores reservas de capital, y así encarar los problemas derivados de las instituciones "demasiado grandes para caer".


A pesar de que un sistema financiero más seguro es positivo para prevenir el tipo de crisis sufridas tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, el organismo internacional advirtió también contra una regulación demasiado restrictiva que frene el flujo del crédito.