•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La factura petrolera de Nicaragua, que ascendió a US$765.6 millones durante los primeros siete meses del año y ha incrementado los costos de producción, transporte y de los alimentos, se acercará a los US$1,000 millones al cierre de 2012, de acuerdo con economistas y cifras oficiales.

Hasta ahora, Nicaragua, que tiene un acuerdo preferencial de suministro de petróleo con Venezuela, es el país de Centroamérica con los precios más altos en los combustibles, con un promedio de US$5.21, por encima de los US$5.15 de Honduras; US$4.85 de El Salvador; los US$4.63 de Guatemala, y los US$4.50 de Costa Rica.

El catedrático del Incae en Costa Rica, Alberto Trejos, declaró a El Nuevo Diario que mientras las economías de China y Estados Unidos demanden petróleo, el precio de ese producto se proyectará al alza, y afectará principalmente a pequeñas economías como las de Nicaragua, con un Producto Interno Bruto de US$9,300 millones, el más pequeño en Centroamérica.

“Si China recupera su crecimiento, apenas eso ocurra, es seguro que los precios del petróleo se incrementarán, y eso sí que pondría en aprietos a economías como la de Nicaragua”, explicó el catedrático.

Entre enero y julio pasado, sin embargo, la factura petrolera de Nicaragua fue 1.3% menor a la del mismo período de 2011, cuando alcanzó los US$775.7 millones, según el Banco Central, BCN.

El año pasado el precio promedio del barril de petróleo fue de US$100 y en 2012, pese a una tendencia a la baja ocurrida entre abril y junio, todo indica que el producto se cotizará sobre los US$90 en los últimos meses, debido a las tensiones geopolíticas en las zonas productoras del oro negro.

El economista Sergio Santamaría afirmó que de llegar el precio del barril de petróleo a los US$100 o US$105, la factura petrolera del 2012 podría arañar los US$1,000 millones, cifra que se alcanzó en 2008 en Nicaragua, de acuerdo con el BCN.

De momento, el valor del barril de crudo se mantiene debajo de los US$95 en el mercado de Nueva York, de referencia para Nicaragua.

Petróleo amenazará barrera de los US$100

Santamaría, Director Ejecutivo del Centro de Investigación y Asesoría Socioeconómica, Cinase, sostuvo que es “difícil” pronosticar el precio que en los próximos meses tendrá el barril de petróleo, pero especialistas creen que oscilaría entre los US$90 y US$105 al finalizar 2012.

“Las previsiones de demanda de petróleo tienden a la baja para finales de 2012, pese a las tensiones geopolíticas que alimentan un sesgo al alza en los futuros de corto plazo, hay una menor demanda mundial de petróleo y un aumento en la oferta de los países productores, y se espera que el precio medio disminuya levemente el 1% hasta alcanzar al final de 2012 un nivel de US$103 por barril”, indicó.

“En el caso de Nicaragua, un aumento de US$10 por barril, significa un punto porcentual menos de crecimiento, calculado, según el Gobierno en 4% al final del año, aunque el efecto se verá hasta el próximo año”, precisó el economista.

El peso inmediato de la factura

Esta semana el Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, aprobó incrementar en 10% el costo del pasaje interurbano a 384 de las 532 rutas departamentales, mientras que el gremio de taxistas en Managua suspendió su servicio el lunes, y anunció un nuevo paro este miércoles, en demanda de más subsidio en la compra de combustible.

“Cuando el transporte sube es seguro que la inflación se dispara, pero esperamos que eso no suceda y que las proyecciones gubernamentales de mantener la inflación bajo control sea una realidad”, dijo Mario Amador, Presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua, Cadín.

Hasta agosto de 2012 la inflación acumulada, es decir el índice de precios al consumidor, se ubicó en 2.72%, frente a 4.64% en el mismo periodo de 2011. En tanto, según el BCN, la inflación interanual registró una variación de 5.97%.

La factura petrolera y el costo de los combustibles “afecta al transporte, a los usuarios, a los productores que tienen que movilizarse con sus productos, a los centros comerciales que tienen que pagar más por el consumo de energía, a las industrias y a los consumidores, quienes al final tienen que pagar más por el producto”, manifestó Amador.

El Gobierno nicaragüense, por su parte, pronostica que este año la economía crecerá un máximo de 4.1% y la inflación no será superior al 8.5%.

Por su parte, la Comisión Económica para América Latina, Cepal, proyectó ayer un crecimiento del 5% para Nicaragua.

El efecto Chávez

El catedrático del Incae, Alberto Trejos consideró que el mayor impacto que en temas petroleros podría sufrir Nicaragua, es el fin de la relación política-comercial que existe entre Nicaragua y Venezuela.
“En el caso de Nicaragua hay que estar atento a lo que ocurra en las elecciones venezolanas, y con la salud de (Hugo) Chávez. Si gana (las elecciones) la oposición (venezolana), el arreglo con Chávez se terminaría y eso le traería muchos problemas al país, y sobre todo al Gobierno que ya no tendría ese apoyo”, explicó.
Un informe divulgado en junio pasado por el Banco Central de Nicaragua, señala que Nicaragua compró petróleo a Venezuela por un valor de US$383,3 millones entre enero y abril pasado. En ese período, la factura petrolera total de este país alcanzó los US$429,6 millones.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus