•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, reiteró ayer que ratificar el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, afectaría en Nicaragua el ingreso de los empleados y empleadas domésticas, y a la economía en general.

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, señaló que no tienen una propuesta específica sobre el tema, pero insistió en la necesidad de “abrir un diálogo responsable” sobre el tema entre Gobierno, sindicatos y empresarios.

Entre otras cosas, el Convenio 189 establece un máximo de 8 horas laborales y el pago de horas extras para los empleados domésticos, que el Gobierno propone sean reconocidos como “asistentes del hogar”.

“No es lo mismo una doméstica que es contratada en Managua para realizar un trabajo por el día, que una doméstica que viene de los departamentos y no tiene la posibilidad de viajar todos los días”, advirtió Aguerri.

De acuerdo con las autoridades, en Nicaragua existen unas 200,000 personas que laboran como empleadas domésticas, choferes o jardineros, entre otros oficios.

El Convenio 189 fue aprobado en junio de 2011 por la OIT y el presidente Daniel Ortega lo envió el pasado seis de septiembre a la Asamblea Nacional para su ratificación.

Aguerri recordó que en la reforma al Código del Trabajo aprobada en 2008, se reconocieron una serie de beneficios y prestaciones a las empleadas domésticas, aunque reconoció que el Gobierno logrará la ratificación del Convenio 189 en la Asamblea Nacional, dominada por el oficialismo.

Por tanto, dijo que en los 12 meses que transcurrirán entre la ratificación y la entrada en vigencia del convenio, debe ser “tropicalizado”, es decir adaptado a la realidad nicaragüense.