elnuevodiario.com.ni
  •   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente del Banco Mundial, BM, Jim Yong Kim, afirmó hoy que su principal "objetivo" es reducir la pobreza al recordar "a los 1,300 millones de pobres que aún existen" en el mundo y subrayó que la institución debe ser más "ágil" para conseguir resultados sobre el terreno.
       
"Debemos pasar de una cultura de la aprobación de préstamos a una cultura de resultados sobre el terreno, para encontrar soluciones adecuadas para caso", explicó Kim, ante un reducido grupo de periodistas.
       
"Va a tener que haber algunos cambios en la manera en que funciona la institución, la necesidad de estos cambios ha estado clara desde hace bastante tiempo", indicó.
       
El presidente del BM, quien asumió la dirección de la principal institución de desarrollo mundial el pasado junio, tras suceder a Robert Zoellick, señaló que prevé desvelar parte de sus propuestas de regeneración durante la reunión conjunta con el Fondo Monetario Internacional, FMI, la próxima semana en Tokio.
       
Pese a reconocer que el foco mediático está ahora en los problemas de Europa y Estados Unidos, Kim afirmó que como presidente del BM recordará en esta reunión que los grandes impactos económicos adversos "tienen sus peores efectos en los pobres".
       
"Todos nosotros estamos animando a Europa a que encuentre un camino para resolver sus problemas", precisó en referencia a la incertidumbre generada por la crisis financiera y económica en la eurozona.