•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La producción de chocolate en Nicaragua no toma forma ni sabor. Dos pequeñas empresas locales que se dedican a esa actividad exportan 1.5 toneladas al año y se quejan por la falta de incentivos estatales.

Por otro lado, en este país se promueve más la exportación de semilla de cacao, con la que otros países elaboran el chocolate, según fuentes del sector.

El presidente de la “Fábrica de Chocolate Momotombo”, Carlos José Mann, explicó que al año exportan entre 250 y 500 libras de chocolate artesanal oscuro, de leche en forma de barra, rellenos de maní, coco, café, marañón, o bien con leche burra.

“Realizamos nuestras exportaciones vía aérea a tiendas especializadas y actualmente exportamos entre 250 y 500 libras de chocolate al año”, precisó.

Por su parte Milton Fernández, gerente general de “El Castillo del Cacao”, otra pequeña empresa ubicada en Matagalpa, precisó que al año venden en el exterior una tonelada de chocolate.

Poco incentivo

Según Mann, en Nicaragua existe poco incentivo para la exportación de chocolate y se promueve más la venta de cacao como materia prima, para que otros países produzcan el chocolate.

“Para fabricar chocolates propios no existe incentivo”, dijo.

El Centro de Trámites de las Exportaciones, Cetrex, no registra las ventas de chocolate al exterior.

La Fábrica de Chocolate Momotombo coloca su producto principalmente en California, Estados Unidos, y en algunas ocasiones en Europa.

Fernández, de El Castillo del Cacao, una pequeña empresa ubicada en Matagalpa y que también exporta chocolate artesanal nicaragüense, compartió la opinión de que existe poco interés estatal en promover incentivos para la exportación del producto.

Tanto la Fábrica de Chocolates Momotombo como El Castillo del Cacao efectúan sus ventas bajo el régimen de “micro producciones”.

En el caso de la Fábrica de Chocolate Momotombo, comenzó sus exportaciones a Estados Unidos en 2009 y El Castillo del Cacao colocó en el exterior en 2010 su primera tonelada.

Fernández afirmó que sus productos son vendidos mayoritariamente en Nicaragua, donde es más fácil mercadearlo, y añadió que Europa y Estados Unidos representan mercados “difíciles”.

La empresa, sin embargo, ha logrado ubicar sus chocolates artesanales en Honduras, Estados Unidos, Francia y Holanda.

Mercadeo con recursos propios

De acuerdo con Fernández, en este país se deben crear condiciones y se requiere de “mucha inversión económica” para aumentar la exportación de chocolate.

Según explicaron los representantes de las dos pequeñas empresas nicaragüenses, han logrado sus ventas de chocolate fino al exterior gracias a sus propias estrategias de mercadeo.

El Castillo del Cacao exporta chocolate natural, es decir sin preservantes ni aceites.

Las limitantes para exportar cacao

Por el momento esa empresa no produce chocolate orgánico, pues no existe en Nicaragua producción de azúcar 100% orgánica, lo que marca una limitante.

El director ejecutivo de la Asociación Campesina e Indígena de Agroforestería Comunitaria Centroamericana, Acicafoc, Alberto Chinchilla, argumentó que para exportar chocolate elaborado, los productores locales deben utilizar leche y azúcar orgánicas.

Acicafoc, ubicada en el Triángulo Minero nicaragüense, ejecuta desde 2009 un programa de US$2 millones que atiende a los pequeños productores del Caribe Norte y está enfocado en fortalecer las capacidades técnicas, administrativas y financieras de 1,300 productores de cacao.

La organización pretende comenzar en 2013 un proyecto financiado por el Banco Alemán de Desarrollo, KWF, para promover la elaboración de chocolate de exportación, que sería colocado en Centroamérica y Europa, adelantó Chinchilla.

No hay capacitación

Por otro lado, los productores locales de chocolate artesanal no han recibido capacitaciones técnicas, lo que representa uno de los “mayores problemas”, observó Judith Cordero, asistente técnico de Acicafoc.

“Muchos de estos pequeños empresarios necesitan ser capacitados, y de una institución que los empuje (ayude) en los temas de comercialización y requerimientos para exportar”, agregó Cordero.

Producción y exportacion de cacao sí tiene respaldo

En Nicaragua existen instituciones que apoyan la producción de cacao fino de exportación, pero ninguna respalda la fabricación de chocolate elaborado con materia prima local, de acuerdo con fuentes del sector.

El Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza, con fondos del Gobierno de Noruega desarrolla proyectos para mejorar la calidad del cacao, manejo de postcosecha, industrialización local y exportación del producto.

De igual forma, el Gobierno de Japón financia el proyecto Cocoa Raan, en la Región Autónoma Atlántico Norte, que atiende a 29 organizaciones de pequeños productores de cacao.

Semilla nica, chocolate europeo

Una de las cooperativas beneficiadas con estos proyectos es Cacaonica, en Waslala, municipio de la RAAN, que desde 2004 se dedica a la exportación de cacao en semilla fermentada.

Esa semilla fermentada es utilizada en otros países para elaborar chocolate.

Alba Luz Álvarez Sequeira, gerente de la cooperativa, comentó que iniciaron exportando tres toneladas de cacao y en la actualidad colocan en el exterior hasta 200 toneladas.

“Trabajamos la semilla de cacao en el período de postcosecha y fermentación, para obtener un cacao fino. Los rendimientos de estos pequeños productores se ubican entre 7 y 12 quintales por manzana, con costos de producción de US$400 por manzana. Y exportan cacao en semilla como materia prima a Alemania, Francia, Estados Unidos y están iniciando negociación con Guatemala”, declaró.